El interés de México de participar activamente en los trabajos del Consejo de Derechos Humanos parte del reconocimiento de las ventajas que significa la cooperación con los órganos internacionales de derechos humanos para el cumplimiento de sus obligaciones en la materia, así como en la construcción de una cultura de respeto y promoción de los derechos humanos a nivel internacional. La experiencia de México como miembro del Consejo desde su fundación, el papel que desempeñó en el proceso de construcción institucional y los importantes desarrollos que en los últimos años se han registrado a nivel nacional en la materia, respaldan su aspiración a ser miembro de este órgano para el periodo 2014-2016. México ha favorecido el tratamiento equilibrado de los distintos temas que integran la amplia agenda de trabajo del Consejo y ha promovido una cultura de diálogo y entendimiento entre las delegaciones para alcanzar soluciones creativas en los temas más complejos. Se ha privilegiado el uso progresivo de las herramientas con las que cuenta el Consejo para responder de manera adecuada a las distintas situaciones, buscando siempre que las acciones del Consejo coadyuven a mejorar la promoción y protección de los derechos en el terreno. Para el periodo 2014-2016 México asume los siguientes compromisos relacionados con el fortalecimiento y colaboración con el sistema internacional, con el cumplimiento de las obligaciones internacionales del país, así como con la aplicación de los estándares internacionales a nivel interno.