Muy buenos días.

Antes que anda quiero agradecerle a mi tocayo, a Fernando Abusaid, Presidente de la CANADEVI, a Carlos Anaya por la invitación, y a todos ustedes por estar el día de hoy aquí, con nosotros.

Creo que este es un evento relevante, porque de alguna manera marca el regreso de lo que se vio hacer un rato, el campanazo; marca el regreso a los segures de las empresas constructoras de vivienda, sin una garantía de la Banca de Desarrollo.

El año pasado se hizo una con la garantía de la Banca de Desarrollo, una emisión exitosa.

Pero la de hoy marca este Programa de Emisiones Bursátiles de Segures sin una garantía de la Banca de Desarrollo y esto, sin duda, son buenas noticias de cómo está evolucionando el sector.

El Secretario de Hacienda, el doctor Luis Videgaray Caso, me pidió extenderles un cordial saludo. Obviamente él ha estado muy pendiente de los desarrollos del Sector Vivienda.

Traigo el día de hoy un documento con elementos, con distintos elementos de lo que ha venido pasando en el Sector de la Vivienda durante estos poco más de dos años de esta administración.

Yo creo que lo primero a destacar fue el cambio fundamental que el Presidente Enrique Peña Nieto, diseñó para la industria de la vivienda al inicio de la administración.

Un cambio donde puso en el centro de la política de vivienda el diseño de la política pública, de una política pública que permitiera un desarrollo sustentable de la construcción de la vivienda de México, y que no estuviese sesgado por los instrumentos financieros.

Nos había pasado algo muy peculiar, que era que los instrumentos financieros dictaban la política de la vivienda, cuando debiera haber sido siempre de la otra manera.

Los instrumentos financieros son para apoyar la política de vivienda, no son la fuerza que causa en la vivienda.

¿Qué fue lo primero que se hizo en esta nueva política pública de vivienda?

Se nos olvida, pero vamos a platicar un poco de los resultados; los resultados son favorables, tienen mucho que ver estos resultados favorables con el diseño inicial de la política de vivienda.

Primero. Tener una mejor coordinación intersectorial y para eso fue el desarrollo de la SEDATU, una Secretaría encargada de toda la coordinación a nivel federal de la política pública de vivienda.

Segundo. Tener un mayor énfasis en la vivienda vertical, más que en la horizontal. Es decir, proveer vivienda de manera vertical ayuda a abaratar los costos de los servicios públicos.

Por ejemplo, la vivienda vertical en el Registro Único de Vivienda creció un 27 por ciento en el 2012; del 27 por ciento en el 2012 al 33 por ciento ahora, durante el primer trimestre de este año.

También canalizar los subsidios de la vivienda a las zonas que cuenten con infraestructura urbana adecuada.

¿Qué significó esto?

Que se canalizaron estos subsidios a los perímetros de contención urbana donde se pudiera desarrollar vivienda, sin la necesidad de tener un costo importante por el desarrollo de la infraestructura urbana necesario.

Luego también tener apoyos claros para disminuir el rezago de vivienda; tener vivienda digna.

Y estos cambios de política pública, sin duda han generado resultados favorables.

Otro tema relevante que sucedió en este periodo fue la sinergia que se dio de esta política pública con las reformas estructurales.

En particular yo quisiera referirme a la Reforma Financiera y cómo la Reforma Financiera ha permitido tener un mayor desarrollo o un desarrollo más sustentable del sector.

La Reforma Financiera –si ustedes recuerdan– tiene una parte muy importante en promover y fortalecer la competencia en todos los sectores que atienden los intermediarios financieros.

Uno muy importante es el de las hipotecas y se desarrolló el tema, por ejemplo, de la competencia en hipotecas, de la subrogación de hipotecas y lo que podemos decir es que, por ejemplo, el año pasado, en 2014, las hipotecas tuvieron un crecimiento, el número de créditos tuvo un crecimiento anual del 19 por ciento; pasaron a un total de casi 127 mil créditos en 2014, cuando en 2013 fueron 106 mil.

Esto sin duda es un crecimiento por encima de lo que tenía el crecimiento económico.

También tenía el tema de la subrogación de hipotecas, donde básicamente los clientes, los que ya tenían una hipoteca podían ahora utilizar su misma garantía, es decir, su misma escritura para poder tener acceso a un nuevo crédito.

¿Qué sucedió? Y, por cierto, esto es mucho más importante para los créditos de vivienda, cuando la vivienda es por ejemplo una vivienda de 400 mil, de 500 mil pesos, porque ahí los costos fijos de volver a armar la escritura, de volver a constituir todo, los gastos notariales, todo lo que se tiene que pagar, se vuelve relevante en términos proporcionales del valor del financiamiento.

Ahora te puedes llevar esa hipoteca, porque ya generaste esa estructura legal de tu garantía te la puedes llevar a otro Banco.

Lo que sucedió es que durante 2014 hubo 11 mil 300 refinanciamientos, que fue cinco veces de lo que hubo en 2013. Y es más interesante todavía, porque incluso algunos jurídicos de algunos bancos no aceptan completamente la figura de la subrogación que está en la Ley.

Y lo que ha pasado es que los promotores de negocios de los bancos dicen: “Bueno, si no la aceptas entonces déjame que yo absorba el costo de volver a armar la escritura”, y eso es lo que ha venido pasando y lo que ha permitido que hoy tengamos un mayor número de hipotecas.

El otro cambio fundamental fue el de la Banca de Desarrollo. Ahí, en la Banca de Desarrollo, yo lo que les quiero comentar es cómo ha cambiado la visión, por ejemplo, de Sociedad Hipotecaria Federal, y aquí está el Director de Sociedad Hipotecaria Federal; él seguramente puede hablar mejor de los números que se dieron el año pasado y de cómo la Reforma Financiera le ha permitido hacer más en el contexto de sus funciones.

Pero hubo un crecimiento de 11.7 por ciento en términos reales del saldo directo del crédito inducido y directo de Sociedad Hipotecaria, incluyendo a FOVI e incluyendo a la Aseguradora.

Eso se debe también a que en la Reforma Financiera se pudo hacer un cambio fundamental, para que ahora la Banca de Desarrollo tenga una mayor participación, incluso generando productos nuevos; por ejemplo, un esquema de garantía pari passu para los Bancos que tiene Sociedad Hipotecaria Federal.

Y el año pasado –ya les señalaba– se hizo un seguro por 300 millones de pesos, ése sí con una garantía de Sociedad Hipotecaria Federal.

E incluso voy más allá: Productos para garantizar las hipotecas que hace FOVISSSTE, cuyo Vocal también se encuentra aquí con nosotros, el licenciado Reyes Baeza.

Esto también se ha permitido por los cambios que se han dado y por el énfasis renovado en tener una Banca de Desarrollo que pueda participar y que pueda tener un efecto más importante en todo.

Adicional a estos cambios, por ejemplo, se desarrolló el FOVISSSTE en Pesos, que es importante para lo que viene hacia adelante para los desarrolladores de vivienda; es decir, esta demanda de los empleados del sector público, donde ahora van a poder tener acceso a un mejor crédito en pesos que responda mejor a sus necesidades, sin duda generará demanda por vivienda de calidad.

También en otro cambio relevante, un cambio del INFONAVIT con el crédito en pesos.

Todos estos son desarrollos que, sin duda, se han dado en estos dos años y que son importantes para lo que ha venido ocurriendo en el Sector de la Vivienda.

Medidas adicionales que se han anunciado. Se anunciaron medidas de apoyo, por ejemplo, en materia fiscal. Ahora a las empresas que se regularicen, las empresas que le venden a las constructoras, las empresas proveedoras de las constructoras que se regularicen en sus pagos de ISR, pueden ahora las empresas constructoras tener una compensación contra los adeudos de IVA.

También otro tema del ISR, las empresas desarrolladoras de vivienda que fijan plazos, no tienen que pagar el ISR ya de manera por delante, sino lo van ir pagando conforme ellos vayan cobrando, conforme las empresas vayan cobrando la venta de su vivienda.

Por otro lado, para abaratar los costos de vivienda se anunció una medida complementaria que es un estímulo fiscal equivalente al 100 por ciento al Impuesto al Valor Agregado, que se cause por la prestación de los servicios parciales en la construcción de bienes, muebles e inmuebles.

Es decir, se han venido desarrollando esquemas que favorecen y que apoyan esta industria que es fundamental para México.

La industria –yo les diría– después de todo esto pasó por un proceso de transformación importante. En un inicio con la problemática que se tuvo por la administración financiera deficiente de las empresas más grandes enlistadas en la Bolsa Mexicana de Valores, que ahora están en un proceso de reestructura financiera y que llevan su proceso de manera adecuada y esperemos que tengan un buen resultado de este proceso de reestructura financiera.

Se ha dado una recomposición de la industria donde esta política clara y estas medidas adicionales de apoyo les han permitido tener un desarrollo relevante, y creo que hoy vemos esos resultados.

Un resultado fundamental es el empleo. El empleo en el Sector de la Construcción durante el primer trimestre del año tuvo un crecimiento del 11.1 por ciento. Éste es el crecimiento más alto desde el tercer trimestre de 2006.

También la inversión fija bruta de enero tuvo un crecimiento anual de 7.3 por ciento, que es el mayor desde mayo de 2012.

Estos son resultados que están asociados al dinamismo de la industria de la construcción.

De la inversión fija bruta, por ejemplo, destaca el crecimiento del Rubro de Construcción en el Sector Residencial. Éste tuvo una tasa de crecimiento de 6.3 por ciento en enero de este año y es el mayor incremento desde el mes de enero de 2008.

El número de viviendas registradas en el Registro Único de Vivienda fue de 305 mil unidades en 2013 y creció a 414 mil unidades al cierre de 2014. Éste es un incremento del 36 por ciento.

También la respuesta de la Banca Comercial, por ejemplo, el crédito puente, la Banca Comercial y la  Banca de Desarrollo, la cartera de crédito puente impulsado tuvo un crecimiento del 6.3 por ciento en enero de este año.

Es decir, se han dado estos elementos que han permitido un Sector de la Vivienda que hoy se encuentra en una etapa de atracción relevante.

Lo que vemos, los Certificados Bursátiles que se están presentando el día de hoy, son reflejo de esta mayor solidez del sector.

Ahora, sí es importante seguir fortaleciendo al sector, es importante que el sector y las empresas en lo particular no tengan una dependencia importante en el nivel de subsidios que reciben.

Es decir, tienen que tener fuentes diversificadas, sobre todo su estrategia de crecimiento no puede estar basada en los subsidios públicos, porque la asignación de los subsidios públicos, independientemente del monto de los subsidios la asignación de los subsidios públicos no está garantizada año con año para cada empresa en lo particular.

Depende de varios factores; depende, por ejemplo, de cómo se vaya desarrollando la demanda. ¿Qué significa eso? Que las empresas deben de tener en su balance, en su portafolio, productos que no dependan nada más de esta medida pública que ha funcionado muy bien, que es el subsidio.

En ese sentido, a mí lo que me queda es nuevamente decirles que es un momento favorable para la industria, es un momento que con la CANADEVI se han venido construyendo cosas importantes; que hemos tenido una colaboración relevante, que nos han permitido llegar ahora a esta nueva etapa.

Sin duda tenemos que seguir trabajando y tenemos que seguir cuidando un desarrollo del sector, que sea sano, que sea sostenible en el tiempo y que no presente desbalances importantes.

Ése es quizá nuestro principal objetivo: Que este desarrollo que se ha logrado en los últimos meses sea sostenible, sea sano, sea integral y sobre todo que sea duradero; que nos permita tener una industria de la vivienda vigorosa en los próximos años.

Yo nuevamente les agradezco su atención.

Muy buenos días, y estoy seguro que el seminario todo un éxito.

Muchas gracias.