El acceso a los servicios financieros juega un papel fundamental en el desarrollo de cualquier economía, ya que facilita el crecimiento económico y la reducción de la pobreza. Asimismo, los sistemas financieros inclusivos permiten a las personas pobres asegurarse contra las vulnerabilidades económicas que enfrentan, desde enfermedades y accidentes hasta robo y desempleo.

Adicionalmente, la inclusión financiera permite que las personas, particularmente las de menores recursos, ahorren y obtengan créditos para la construcción de sus activos y para invertir en educación o en proyectos empresariales. Por esto, durante los últimos años la inclusión financiera ha sido un objetivo prioritario de política en varios países del mundo.

En caso de que requieras consultar un Informe del Vocero anterior a 2012, por favor escríbenos a consultas@hacienda.gob.mx