El acceso a los servicios financieros formales es fundamental para la adquisición de bienes y activos, la protección contra riesgos, así como para el desarrollo de las personas, ya que proporciona estabilidad y progreso para las familias, las empresas y la economía en general. En este sentido, las transacciones financieras son la base de la mayoría de nuestras actividades diarias, sin importar el nivel socioeconómico.

A pesar de la necesidad de herramientas financieras seguras y confiables, se estima que actualmente 2.7 billones de adultos a nivel mundial en edad laboral no tienen acceso a servicios financieros formales. Preocupa adicionalmente, que sean las personas de menores recursos las más vulnerables; puesto que los ingresos que obtienen resultan, en ocasiones, impredecibles y a veces inciertos, por lo que la administración de sus recursos deben hacerla cuidadosamente para satisfacer las necesidades diarias de comida y vivienda. Asimismo, los hogares de menores recursos también buscan invertir en oportunidades para la generación de ingresos adicionales, ahorrar para gastos mayores derivado de eventos importantes de la vida (matrimonios, muertes, educación) y protegerse contra necesidades imprevistas como las enfermedades.

En caso de que requieras consultar un Informe del Vocero anterior a 2012, por favor escríbenos a consultas@hacienda.gob.mx