La Firma Electrónica Avanzada (FIEL) es un conjunto de datos que se adjuntan a un mensaje electrónico, cuyo propósito es identificar al emisor del mensaje como autor legítimo de éste; como si se tratara de una firma autógrafa.
Por sus características, la FIEL brinda seguridad a las transacciones electrónicas de los contribuyentes, con su uso se puede identificar al autor del mensaje y verificar que no haya sido modificado.
Su diseño se basa en estándares internacionales de infraestructura de claves públicas (o PKI por sus siglas en inglés:Public Key Infrastructure) en donde se utilizan dos claves o llaves para el envío de mensajes:

  • La “llave o clave privada” que únicamente es conocida por el titular de la FIEL, y que sirve para cifrar datos.
  • La “llave o clave pública”, disponible en Internet para consulta de todos los usuarios de servicios electrónicos, con la que se descifran datos. En términos computacionales es imposible descifrar un mensaje utilizando una llave que no corresponda.

Las Administraciones Tributarias afiliadas al “Subgrupo de Servicios Electrónicos” de la Organización para la Cooperación del Desarrollo Económico (OCDE), que actualmente hacen uso de firmas electrónicas para la presentación de declaraciones y trámites diversos son:

  • Corea
  • Dinamarca
  • Eslovaquia
  • España
  • Estados Unidos
  • Finlandia
  • Francia
  • Holanda
  • Hungría
  • Irlanda
  • Islandia
  • Italia
  • Japón
  • Suecia
  • Turquía