Puebla, Pue., a 29 de agosto de 2013
La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, invitó a los integrantes del Capítulo Puebla del Consejo Nacional de la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNCH) a aportar ideas, a señalar errores y a vigilar que los recursos de esta estrategia sexenal se aplicados con total transparencia, en favor de quienes realmente los necesitan.

“Les pido una visión constructiva para trabajar por los que menos tienen; no olviden que uno de los grandes virajes es la inclusión productiva y por eso requerimos de sus ideas, experiencia y liderazgo”, dijo la titular de la Sedesol antes de tomar protesta a los integrantes del citado Consejo, entre quienes se encuentran académicos, investigadores, empresarios, organizaciones de la sociedad civil y los propios beneficiarios.

Tras reiterar que no se busca la complacencia ni el aplauso, Robles Berlanga pidió trabajar en casa de cristal, vigilando que los recursos se apliquen con total transparencia; “por eso la importancia de la participación de la sociedad civil, que garantiza esa claridad”.

Pidió a los nuevos consejeros “sumar esfuerzos para que, con el apoyo de la sociedad, la Cruzada sea toda una realidad en Puebla, para que los recursos sean aplicados de forma transparente y alineados a los propósitos de la estrategia”, y los comprometió a vigilar la ejecución de las acciones y a reportar cualquier anomalía, por mínima que sea.

La funcionaria destacó el rediseño del programa Oportunidades, para que sus beneficiarios tengan un mayor acceso a la educación y a la salud, ya que la mitad de los mexicanos se encuentran en condición de pobreza, de acuerdo con la última medición del Coneval.

Reiteró que “tenemos que encontrar puertas de salida para que la gente genere su propio ingreso, para que se involucre en el mercado laboral, para que tenga mayor escolaridad y pueda romper el círculo de la pobreza”, por lo que insistió en la necesidad de vincular la política social con una visión productiva, para lo cual las reformas que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto permitirán generar un mayor crecimiento que reditúe en mejores empleos y en una educación de calidad.

Acompañada por el gobernador Rafael Moreno Valle, la titular de la Sedesol agradeció el apoyo que el gobierno estatal brinda a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, al ejercer recursos en materia de salud y educación en los 14 municipios de Puebla que forman parte de la estrategia de combate al hambre y a la pobreza extrema.

Se trata, dijo, de recursos sumados a los que aporta la Federación para la instalación de 14 mil techos en viviendas y la creación de más de dos mil huertos escolares que se replicarán a nivel familiar, porque el 43 por ciento de las familias que están en Oportunidades tienen tierras pero no producen por falta de recursos, acceso a créditos y asistencia técnica.

Sabemos, continuó, que “la mejor forma de combatir la pobreza es con una visión de equidad e inclusión”, por lo que buscaremos que las transferencias económicas condicionadas del Programa Oportunidades se vinculen a proyectos productivos, que permitan a la gente generar sus propios ingresos y salir de las condiciones de pobreza”.

Queremos que la gente salga de Oportunidades, no que se quede en él, para lo cual buscamos transformar real y dignamente sus condiciones de vida, a través de la generación de sus propios ingresos.

El gobernador Rafael Moreno Valle pidió a los integrantes de Consejo trabajar de manera coordinada por una Puebla más justa, equitativa y con oportunidades para todos.

Durante su visita a Puebla, Rosario Robles Berlanga sostuvo una reunión con la Comisión Intersecretarial de la CNCH y recorrió el Centro Integral de Servicios de Azumiatla, que cuenta con clínica, laboratorio y una aula de cómputo.

Finalmente, tomó protesta a los jóvenes brigadistas del programa Pensión para Adultos Mayores, así como a los alumnos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla que se unen como voluntarios a la Cruzada Nacional contra el Hambre.