México, D. F., a 9 de abril de 2013

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) firmaron hoy un convenio para instrumentar el Modelo de Atención Integral Comunitario, que permitirá identificar los problemas prioritarios en zonas de alta marginación y pobreza extrema atendidas por la Cruzada Nacional Contra el Hambre, a fin de solucionarlos mediante la participación corresponsable de la población.

Durante la firma del convenio, efectuada en la Rectoría de la máxima casa de estudios, la titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga, expresó ante el rector José Narro Robles que “es inaceptable que en pleno siglo XXI existan conciudadanos que padezcan hambre y desnutrición, que derivan en bajo rendimiento escolar y productividad laboral, factores que aumentan la vulnerabilidad social y la pobreza”.

Hoy, dijo al rector Narro Robles, estamos llamados a actuar con prontitud, gobierno y universitarios, para erradicar el hambre y la desnutrición en México.

Por su parte, el rector Narro Robles dijo que es el momento de que la sociedad diga hasta aquí y por eso creo que se equivocan quienes quieren regatear posibilidad alguna a los millones de mexicanos que viven en esas condiciones, particularmente quienes lo hacen por razones políticas, porque la política no puede ser sino un gran instrumento al servicio de las causas de la sociedad, y la Cruzada Nacional Contra el Hambre tiene que ser una de las mejores causas.

Robles Berlanga reconoció que la UNAM siempre ha sido crítica, propositiva y con un elevado sentido de responsabilidad social, “por lo que está llamada a desempeñar un papel importante en esta estrategia para erradicar el hambre a través de sus hombres y mujeres con vocación de servicio a la sociedad”.

Nos interesa, dijo la titular de la Sedesol, que los universitarios nos acompañen en las acciones de la primera etapa de la Cruzada Nacional Contra el Hambre en los 400 municipios seleccionados, con trabajo de campo, seguros de que la energía de los jóvenes y su vocación social darán fuerza y resultados para conseguir los objetivos.

Consideró que la UNAM puede tomar a la Cruzada como un reto de investigación, especialmente en la intervención en las zonas urbanas, que hasta ahora han estado al margen de los programas sociales, porque nosotros solos no lo podemos hacer. Nosotros no tenemos todo resuelto, no lo podemos tener, y por eso necesitamos el concurso de toda la sociedad, y especialmente de los universitarios.

Acompañaron a la titular de la Sedesol los subsecretarios Javier Guerrero García y Juan Carlos Lastiri Quirós, de Desarrollo Comunitario y Participación Social, y de Prospectiva, Planeación y Evaluación, respectivamente, y el Abogado General de la UNAM, Luis Raúl González Pérez.