Xochiatipan, Hgo., a 21 de enero de 2014.

Intervención del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en el Marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, a un año de Resultados

 Señor Señoras y señores: Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.
Antes de dirigir a ustedes un mensaje en esta gran oportunidad de encontrarme aquí, en el Estado de Hidalgo, quisiera proceder a la Toma de Protesta de los Comités Comunitarios, de Desarrollo Comunitario que ha venido conformando la Cruzada Nacional Contra el Hambre y a los brigadistas que participan en este esfuerzo, precisamente para apoyar a quienes tienen mayores necesidades. Les pido ponerse de pie para proceder a la Toma de Protesta.
Pregunto a los brigadistas y a quienes integran los Comités de Desarrollo Comunitario de Xochiatipan: Protestan cumplir con la responsabilidad de brigadistas y de miembros de los Comités de Desarrollo Comunitario de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, dedicando su entusiasmo, su iniciativa, su compromiso, su capacidad y toda su habilidad al servicio de las familias que serán beneficiarias de esta Cruzada Nacional Contra el Hambre.
-VOCES A CORO: Sí, protesto. -
PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Si no lo hicieran así, que la sociedad mexicana se los demande. Éxito y muchas felicidades.
Tomen asiento, por favor. Señor Gobernador del Estado de Hidalgo: Agradezco mucho su bienvenida y su hospitalidad, y me da gusto saludarle a usted y a su distinguida esposa.
A los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.
A los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, que desde distintas dependencias trabajan, precisamente, para asegurar que más mexicanos estén incorporados al apoyo y al beneficio de esta Cruzada Nacional Contra el Hambre.
Quiero saludar al Presidente Municipal de Xochiatipan.
A quienes han resultado beneficiarios o a quienes nos están acompañando y que han recibido distintos apoyos, al amparo de distintos proyectos y programas de orden social que hoy se han entregado.
Quiero saludar a los Legisladores Federales, Senadores de la República; a Diputados Federales, Locales; Presidentes Municipales de municipios de esta región del Estado de Hidalgo. Y, sobre todo, también, saludar a los brigadistas y a los miembros de los Comités de Desarrollo Comunitario que están hoy aquí presentes.
A la representación social del Estado de Hidalgo y, particularmente, de esta región de la Huasteca hidalguense que están hoy aquí con nosotros. Al señor Comandante de la Zona Militar aquí, en Hidalgo. Y a todas las autoridades de los distintos órdenes de Gobierno que están entre nosotros. Señores representantes de los medios de comunicación.
Señoras y señores: Hemos escuchado ya la participación amplia en quienes me han antecedido en el uso de la palabra y todas y todos en referencia a lo que lanzamos justamente hace un año.
El 21 de enero del 2013, pusimos en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre al amparo, precisamente, de lo que hemos buscado en toda esta Administración: Mover a México.
Mover a México de forma positiva para su transformación, para un mayor desarrollo y para abrir mayores oportunidades a los mexicanos de hoy y de mañana.
Y esta Cruzada Nacional Contra el Hambre tiene por principal objetivo mover la conciencia de la sociedad mexicana. En algo de lo que no se hablaba o poco se decía, que era reconocer que dentro de la pobreza que hay en nuestro país y que padecen 53 millones de mexicanos, dentro de ellos, hay siete millones de mexicanos que padecen hambre, no sólo que viven en condición de pobreza extrema, sino que además no tienen asegurada su alimentación diaria.
Y por eso el llamado a la conciencia de los mexicanos, a mover las conciencias entre la sociedad mexicana, precisamente para alertarles de este problema que México enfrenta. Y, hoy, a un año de distancia, resulta muy alentador ver y apreciar avances importantes que nos permiten hoy afirmar que de esos siete millones de mexicanos que están bajo esta condición, tres millones de mexicanos, hoy en día, a un año de haber lanzado la Cruzada Nacional Contra el Hambre, tienen asegurada una mejor alimentación, tienen acceso a distintos programas que les aseguran un mejor abasto alimenticio todos los días.
 En el video que hemos observado, en el informe que ha dado la Secretaria de Desarrollo Social, quien encabeza, precisamente, esta tarea de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, se han dado cuenta de los varios programas de orden social que acompañan a la Cruzada Nacional Contra el Hambre.
Desde su lanzamiento, claramente advertimos que la Cruzada Nacional Contra el Hambre tiene por principal objetivo, insisto, asegurar alimentación a siete millones de mexicanos que padecen pobreza extrema y abasto alimentario.
Pero que para este objetivo no sólo buscábamos asegurar alimentación, sino, también, establecer mejores condiciones para el desarrollo de la población en mayor rezago social. Y, por eso, la transversalidad del programa, que significa que varias dependencias participan en distintos programas y acciones, no sólo para asegurar abasto alimenticio, sino, también, para cambiar los entornos sociales. Para asegurar, como está diseñado en este programa de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, orientado a 400 municipios de todo el país que enfrentan esta condición de pobreza extrema y de necesidad alimenticia. Que en estos municipios pudiéramos tener mejores condiciones y mejores servicios en materia educativa, con escuelas de tiempo completo, que además de asegurar una educación de calidad, en los comedores de estas escuelas se pueda asegurar el abasto alimentario para los niños que cursan ahí sus estudios.
De igual manera, llevar a estos municipios servicios de salud para asegurar, también, el que la salud de estos mexicanos esté debidamente cuidada.
 El asegurar una mejor infraestructura en materia de comunicaciones, para lo que ya se ha expuesto, para asegurar que lleguen alimentos. Y que las cosechas o los proyectos productivos de la población de estos 400 municipios que participan o que están dentro de esta Cruzada Nacional Contra el Hambre, puedan comercializar sus productos, y puedan hacerlo de mejor manera con mejores comunicaciones.
El asegurar, también, el abasto de servicios básicos, como la introducción de agua potable a muchas comunidades que hoy no cuentan con este servicio. La transversalidad del programa permitirá, no sólo asegurar alimentación para quienes lo necesitan, sino también, cambiar sus entornos, cambiar las condiciones en las que viven. Y que podamos, realmente, hacer de la política social del Gobierno de la República, una que no sólo busca mitigar los efectos de la pobreza, sino transformar de raíz la condición social y asegurar que la población, realmente, siendo beneficiaria de varios programas de vivienda, de apoyo a proyectos productivos, de un mejor entorno social, puedan incorporarse a la actividad productiva, puedan ser agentes de cambio y de transformación social; puedan tener un espacio de oportunidad laboral donde dar espacio y rienda suelta a su capacidad creativa. Ese es el horizonte y ese es el objetivo de la política social del Gobierno de la República.
En el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en la transversalidad, todas las dependencias del Gobierno de la República trabajan en distintos frentes para que en estos 400 municipios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, tengamos mejores condiciones. Y la Secretaría de Desarrollo Social dedica distintos esfuerzos de varias dependencias que manejan política social o que se inscriben dentro de la política social, precisamente para llegar de forma focalizada a quien más lo necesita. Y hoy estamos observando y teniendo cuentas claras a un año de distancia de haberse iniciado la Cruzada Nacional Contra el Hambre: tres millones de mexicanos, insisto, tienen un mejor abasto alimentario.
Hoy quiero instruir a la Secretaria de Desarrollo Social para que intensifiquemos nuestro trabajo, para que de manera puntual podamos llegar a este objetivo, de lo que es la Cruzada Nacional Contra el Hambre.
La política social del Gobierno de la República está orientada a mejorar las condiciones, especialmente de quienes más lo necesitan, porque una política de cualquier gobierno, y lo es para nosotros, una condición y una premisa de la mayor prioridad, es focalizar el esfuerzo del Gobierno de la República para que quienes más lo necesitan, quienes viven en mayor rezago social, en condiciones de pobreza, bajo distintas modalidades, puedan tener un mejor porvenir, un mejor mañana.
Trabajamos para 53 millones de mexicanos que enfrentan distintas condiciones de pobreza y dentro de ellos, instruía yo a la Secretaria de Desarrollo Social el que aceleremos el impulso de esta Cruzada, de este programa para llegar a la población objetivo, dentro de esos 53 millones de mexicanos, a los siete millones de mexicanos que enfrentan pobreza alimentaria. Ya, hoy, tres millones están bajo su atención y vamos a trabajar incorporando a población con esta carencia alimentaria, especialmente en la frontera norte del país, consecuencia de la repatriación que  hay de mexicanos, de muchos migrantes que, intentando cruzar la frontera, lamentablemente, al no lograr su objetivo, regresan y enfrentan condición de pobreza.
Vamos a dedicar esfuerzos, especialmente a la frontera Norte del país. Vamos a dedicar mayores esfuerzos a las entidades de mayor pobreza en México, como ya lo venimos haciendo a los estados de Chiapas, de Guerrero, Puebla, Oaxaca, Estado de México, Veracruz. Porque hay que advertir que la pobreza no solamente es condición de las zonas rurales, lo es también de las zonas urbanas.
Es en las grandes urbes en donde se ubica prácticamente el 41 por ciento de la pobreza de nuestro país; 36 millones de mexicanos en zonas urbanas enfrentan pobreza. Y estamos cambiando, precisamente, la orientación de los programas que los más estaban destinados a las zonas rurales.
Seguiremos trabajando en éstas, pero intensificando nuestro trabajo, precisamente en las zonas urbanas, en donde se concentra este nivel de pobreza en nuestro país. Y de manera particular, quiero también, aquí, en el marco de hacer un balance a los avances, a los logros de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, a un año de distancia de haber puesto en marcha este programa, de manera particular, como una tercera instrucción, trabajar en el Estado de Michoacán, a donde hoy estamos dedicando esfuerzos para la reconstrucción del tejido social, para el desarrollo integral. No sólo estamos trabajando en alcance a una estrategia para recuperar la seguridad y el orden de Michoacán, sino que queremos realmente atender las causas que originaron, realmente, hoy la  inseguridad que vive Michoacán.
Por eso, he instruido para que de inmediato destinemos recursos y trabajo a la Meseta Purépecha y a Tierra Caliente, en el Estado de Michoacán. Adicionalmente, y si bien no es un tema propio de la Cruzada Nacional Contra el Hambre que, reitero, está orientado a trabajar para garantizar abasto alimentario a siete millones de mexicanos que enfrentan esta adversidad, y que hoy, a un año, tres millones de mexicanos comen, tres millones de mexicanos tienen acceso a una mejor alimentación. Pero en este marco, también quiero desde aquí compartir que, a partir de las temperaturas bajas que hemos observado, no aquí, en este municipio, pero sí, particularmente, en muchas entidades del país, de manera acentuada en la parte Norte de la República Mexicana, en estados como Durango, Zacatecas, Chihuahua y otras entidades de la zona Norte del país. He instruido a la Secretaría de Desarrollo Social a poner en marcha un programa con recursos del FONDEN que nos permitan llevar 400 mil paquetes de apoyo, precisamente, a quienes están padeciendo frío en estos momentos. Y que se sumará a los esfuerzos de los gobiernos estatales. Quiero, finalmente, alentarles para que sigamos trabajando de manera muy comprometida y muy decidida.
Para un Gobierno lo que debe ser, sin duda, su mayor prioridad, como lo es para este Gobierno, es enfocar sus mayores esfuerzos, su atención mayor para los mexicanos que viven en condiciones de mayor rezago y de mayor pobreza.
 Y lo estamos haciendo, a través de distintos programas, en el rediseño de varios instrumentos de la política social, que nos permitan cambiar las condiciones de vida de millones de mexicanos. Estamos moviendo a México a distintos propósitos. Moviendo a México para que haya más salud. Moviendo a México para que deje de haber hambre. Moviendo a México para la prosperidad de quienes hoy participan y son beneficiarios de varios programas de carácter social que tiene el Gobierno de la República. Concluyo compartiendo con ustedes un dato relevante.
Como lo he señalado, la política social y, particularmente, la que da marco a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, implica un trabajo transversal, un trabajo compartido de distintas dependencias gubernamentales, para asegurar abasto alimentario y para cambiar y mejorar las condiciones sociales en las que viven.
Este año habrán de destinarse a distintas dependencias que trabajan bajo esta ruta de transversalidad, 346 mil millones de pesos y que buscan, precisamente, lo que ya he compartido con ustedes, que comunidades como las que hemos visitado a lo largo y ancho del territorio nacional, como ésta, que hoy nos recibe, podamos entregar distintos programas, proyectos, vivienda. Son 24 mil viviendas que SEDATU ha construido en varias entidades del país, dos mil 700 que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas también ha construido y que, precisamente, están orientadas, éstas y varias otras acciones que aquí se han referido, a cambiar las condiciones en las que viven los mexicanos que viven en mayor pobreza.
Yo les animo, de manera particular a los brigadistas, para que con gran sentido de responsabilidad social, con gran sentido de solidaridad hagamos nuestra tarea. Les agradezco su interés por participar en este programa de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, de tocar puertas, de llegar a muchos hogares, y en donde ustedes van a poder apreciar las condiciones de pobreza y de marginación. Y que lo que buscamos, a través de distintos instrumentos, es cambiar esa condición.
Ustedes no sólo serán testigos, son protagonistas y serán parte fundamental de asegurar que quienes viven bajo distintas carencias, tengan mejores condiciones y un porvenir mucho más alentador y mucho más promisorio.
Gracias a todas y a todos ustedes por ser parte de este evento que nos permita hacer un balance a cómo hemos avanzado en este esfuerzo de combatir el hambre en nuestro país. Y, sobre todo, por asumir compromiso para mover, cambiar y transformar a nuestro país.
Muchísimas felicidades.
oo0oo.