Desde la Secretaría de Desarrollo Social trabajamos en la construcción de un México incluyente, que considera a todos como ciudadanos de primera clase, afirmó la titular de la dependencia, Rosario Robles Berlanga, al referirse a los avances de los programas sociales que ejecuta la dependencia federal a favor de los ciudadanos y familias más vulnerables de la República.

Al señalar que 2014 será un año muy bueno para México, porque se comenzarán a implementar los cambios promovidos desde el gobierno de la República a través de reformas estructurales, la titular de la Sedesol señaló que el mayor afán del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es construir un México incluyente.

El presidente ha puesto en marcha reformas trascendentes, aseguró la funcionaria federal, que han sido difíciles porque tocan privilegios e intereses, pero el único afán es que el país recupere su fuerza y capacidad de crecer, que todos podamos vivir con prosperidad y bienestar, y sentir que somos parte de un México que, sin distinción alguna, considera a todos ciudadanos de primera clase.

Acompañada del director General de Diconsa, Héctor Velasco Monroy, y ante trabajadores de la paraestatal que asistieron a la inauguración de la tienda sindical y el comedor de la dependencia, la secretaria Robles Berlanga dijo que la Sedesol trabaja para llegar a los más pobres con toda la fuerza de sus programas sociales, incluidos los que se implementaron este año, como el Seguro de Vida para Jefas de Familia, Pensión para Adultos Mayores y la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Al referirse al Seguro de Vida para Jefas de Familia, la funcionaria federal informó que en menos de un año 2.5 millones de mujeres que son el sostén de su familia -una de cada cuatro en México-, se han incorporado a este programa federal, que les brinda la certeza de que sus hijos quedarán apoyados mensualmente, en caso de que algún día lleguen a faltar, hasta que finalicen su educación.

Señaló también que en cumplimiento de los compromisos adquiridos por el presidente Peña Nieto, este año se afilió a más de 2 millones de beneficiarios al Programa Pensión para Adultos Mayores +65, lo que representa el 70 por ciento de lo que se hizo en seis años, “porque estamos empeñados en cumplir con los compromisos hechos a la ciudadanía”.

En referencia a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, Robles Berlanga refrendó que el compromiso es abatir el hambre y la desnutrición de nuestras niñas y niños, principalmente, una estrategia incluyente donde Diconsa desempeña un papel muy importante para abastecer los comedores comunitarios y facilitar el acceso a los alimentos a través de la tarjeta SINHambre.

“El equipo de Diconsa ha sabido cumplir los retos enormes que han significado estos nuevos programas; ha recuperado su fuerza, su visión social y su papel regulador del mercado, al responder a los desafíos que plantea erradicar el hambre y la pobreza extrema en los lugares más apartados del país y en los centros urbanos”, afirmó.

Señaló que para el próximo año, el personal de Diconsa debe “seguir trabajando de la mano hasta que en este país todos los mexicanos, todas las niñas, niños, puedan comer de manera nutritiva, de manera adecuada”.

Reconoció el liderazgo del director general de Diconsa, Héctor Velasco Monroy, quien ha sabido conducir con acierto a esta empresa paraestatal, con presencia y visión social, porque sabe lo que representa toda esta red de abasto popular del país.

 Descarga esta información en formato PDF