Toluca, Edomex., a 24 de enero de 2014

Mensaje por parte de la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, en Toluca de Lerdo, Estado de México, durante la inauguración del taller de capacitación sobre el fondo de aportaciones a la infraestructura social (FAIS).

Señor Gobernador Eruviel Ávila Villegas: Creo que uno de los objetivos y de las causas más importantes que tienen los gobiernos, es el de procurar bienestar e inclusión social.
Le agradezco mucho recibirnos hoy por la mañana, igual que a la presidenta municipal de Toluca, Martha Hilda González Calderón, que también es nuestra anfitriona.
Agradezco también la presencia de todos los presidentes municipales, las presidentas municipales del Estado de México. Es un gusto estar aquí, porque obviamente para mí es un honor participar en el equipo de un mexiquense comprometido que está moviendo y transformando a México, que es el presidente Enrique Peña Nieto. . Señor gobernador: ¡Sí son fuertes! Yo tengo muchos colaboradores mexiquenses en mi equipo, ¡tenía que ser!, pero de manera especial, tengo un subsecretario que es de aquí; es un hombre muy trabajador, muy comprometido, muy ordenado, como son los mexiquenses, a quien le corresponde poner en marcha decisiones presidenciales muy importantes que fueron compromiso del presidente Enrique Peña Nieto durante su campaña, como es el Programa de Adultos Mayores, que aquí en el Estado de México, hemos incorporado a más de 300 mil adultos mayores al Programa de 65 y Más y en el Seguro para Jefas de Familia, entre otros programas. Además, el Programa de Zonas Prioritarias que va a ser un aspecto clave, un programa clave en la concurrencia de recursos con el Ramo 33. Es siempre un orgullo tener a una gente como Ernesto Nemer en el equipo de la Secretaría de Desarrollo Social. Gracias, subsecretario. Desde luego, están aquí presentes también el subsecretario Juan Carlos Lastiri, que es el responsable de conducir todos estos trabajos de capacitación, de alineación en función de estos nuevos lineamientos, así como nuestro coordinador de Asesores, Enrique González Tiburcio que es nuestro representante aquí en el Estado de México de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.
Gracias a nuestro delegado federal, Fernando Alberto García Cuevas, con el que hemos trabajado también de manera muy coordinada. Le agradezco mucho a Elizabeth Vilchis también su participación en este trabajo conjunto que hemos realizado y, obviamente, al licenciado Salim Arturo Orci Magaña, parece usted del Estado de México, pero su nombre no.
Usted nos está apoyando mucho en la parte preventiva, en el aspecto de no llegar al punto de tener que corregir, sino de verdaderamente aplicar estos recursos. Yo agradezco mucho la colaboración de la Auditoría Superior de la Federación, porque estos son fondos federales que tienen que ser vigilados precisamente por este Órgano Superior, y a Coneval agradecemos su presencia, muchas gracias, porque es quien nos evalúa en todo este ejercicio. Quisiera destacar simplemente, porque ya lo ha dicho el subsecretario Nemer, que estamos bajo una nueva lógica en cuanto a la aplicación de los recursos del Ramo 33, particularmente en el Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social (FAIS), en su modalidad estatal y en su modalidad municipal. Y, en una visión de federalismo social, hemos planteado la necesidad de coordinar esfuerzos y de que haya una concurrencia entre los programas para, verdaderamente, modificar las condiciones de vida de millones de mexicanos que todavía se encuentran en la pobreza y en la pobreza extrema. Estas nuevas reglas atienden a las peticiones de los secretarios de Desarrollo Social y de sus gobernadores, de que estos recursos tan importantes se convirtieran en un aliciente para modificar indicadores para abatir rezagos. Antes de esta modificación a la Ley de Coordinación Fiscal y de los nuevos criterios para la fórmula de distribución de estos recursos, que ascienden a más de 57 mil millones de pesos, el municipio que avanzaba en mejorar sus indicadores de carencias y de rezago, era un municipio castigado en el Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social.
Con esta nueva modalidad, y ahí contamos también con la colaboración del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien tuvo una gran sensibilidad para, junto con nosotros, apuntalar este esfuerzo, hoy los municipios no verán disminuidos sus recursos; por el contrario, habrá una compensación para quienes mejoren sus indicadores, porque cuando hablamos de mejorar indicadores, que suena muy frío, estamos hablando de modificar condiciones de vida de hombres y de mujeres, de niños, de niñas, de jóvenes, que están en condición de pobreza y vulnerabilidad. Así es que, en lugar de castigar, ahora vamos a premiar y este es uno de los grandes cambios a partir de la Ley de Coordinación Fiscal. Segundo, estamos generando este gran esfuerzo de coordinación, no para satisfacer caprichos, sino alineando los recursos en función de indicadores, que son los indicadores a partir de los cuales Coneval nos va a medir a todos. Normalmente se piensa que cuando Coneval da cuenta de los resultados de la pobreza en el país, se evalúa a la Secretaría de Desarrollo Social o se evalúa al Gobierno de la República.
Esto no es así. La evaluación del Coneval es un agregado de lo que estamos haciendo todos, desde el territorio más cercano a la gente, que es precisamente el municipio. Y la evaluación del Coneval alcanza a gobiernos estatales y a gobiernos municipales. Y si el estado de México avanza, es porque sus municipios están avanzando; y si el gobierno en el ámbito federal avanza, es porque las entidades están avanzando. Entonces, tenemos que trabajar desde abajo, tenemos que convertir al territorio, y es el gran esfuerzo y es una de las características de esta política social de nueva generación, convertir al territorio en el eje aglutinador, articulador, de toda la política pública en materia social. ¿Y cuál es este territorio? El municipio. Ustedes lo saben muy bien. Ustedes son el vínculo más cercano a la gente y ahí es donde tenemos que alinear, sumar esfuerzos, y sumar esfuerzos significa sumar recursos. ¿En torno a qué? En torno a los indicadores que tenemos que modificar, que son los indicadores que establece la ley, la Ley General de Desarrollo Social y la Ley de Coordinación Fiscal, y tenemos que cumplirla.
Entonces, con los lineamientos que ahora tiene facultad Sedesol de promover, así como el catálogo para la aplicación de estos recursos, las obras y las acciones, estén fundamentalmente dirigidas a tres grandes aspectos que tienen que ver con los servicios en la vivienda, agua potable, drenaje, saneamiento, que básicamente afectan a las comunidades más alejadas y marginadas y a las zonas urbanas de mayor pobreza.
Segundo, calidad en la vivienda. Muchos años se pensó que si construíamos pisos firmes estábamos modificando indicadores. Desde luego que es una mejoría en la condición de vida de las personas, pero el piso firme por sí mismo, no modifica el indicador si no hay un techo firme, un muro firme, si no hay condiciones en la vivienda. Por eso cuando llega Inegi, cuando llega el Coneval y ven un piso firme, lo ponen como tache si no está acompañado de toda esta condición de la vivienda.
Entonces, ahí dónde hay pisos firmes, tenemos que llegar con los techos, con los muros, tenemos que llegar a mejorar la vivienda, para que en lugar de un tache en la medición que nos hace Coneval. La idea es que sumemos este recurso con los recursos que tiene el Gobierno en materia de mejoramiento de vivienda, para poder verdaderamente modificar el indicador. Y el otro, tienen que ver con la infraestructura alimentaria, porque hemos hecho de la Cruzada Contra el Hambre uno de los objetivos fundamentales de la política social del gobierno, porque nadie puede estar tranquilo, y lo hemos repetido una y otra vez, si hay niños y niñas que se duermen sin el alimento necesario; si hay mujeres que se quitan la comida de la boca para alimentar a sus hijos.
Por eso esta Cruzada tiene una prioridad, porque estamos hablando de los más pobres entre los pobres, de los que tienen pobreza extrema y carecen de alimentos.
Ahí tenemos que alinear parte de estos recursos para infraestructura social en materia alimentaria como comedores comunitarios, como todas las estrategias que se derivan de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.
La idea es trabajar en función de esta lógica, acompañándonos, apoyándonos de manera técnica, con soporte, con asesoría, para que realmente se fortalezca la capacidad institucional del municipio en la aplicación de estos recursos, teniendo, en efecto, a las comunidades alejadas y marginadas como uno de los objetivos, pero teniendo también, como un objetivo fundamental, la pobreza urbana.
De ahí que la Secretaría de Desarrollo Social entregará a cada municipio la condición de rezago y de pobreza de sus municipios y los polígonos, como lo hemos hecho ya en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en las zonas urbanas, donde tenemos que dirigir esos recursos. En Ecatepec, usted lo sabe muy bien gobernador, en la Cruzada Nacional Contra el Hambre nos preguntaban ¿Por qué Ecatepec, si es un municipio, con una cierta condición? Decíamos sí, estamos hablando solamente del 5 por ciento del municipio de Ecatepec, que está en esta condición de pobreza extrema alimentaria, pero son 100 mil mexicanas y mexicanos que viven en este 5 por ciento de  municipio. Este fondo tiene que ir ahí, a ese 5 por ciento de municipio, donde hay rezago en estos indicadores. La idea es que ataquemos también la pobreza urbana, porque de los 53 millones de mexicanos que viven en condición de pobreza, 36 millones están en las zonas urbanas; el 60 por ciento de la pobreza es urbana, y uno de los grandes déficit de la política social ha sido el no atacar esta pobreza urbana y hoy estamos viviendo las consecuencia de esta polarización, de este encono, de esta desigualdad que se ha dado en las ciudades y que es caldo de cultivo para la violencia y otro tipo de situaciones. Entonces ahí tenemos que direccionar el esfuerzo a partir de estas nuevas reglas.
Concluyo diciendo que en el caso del Estado de México, que es uno de los ocho estados que concentran, claro, no en la misma proporción que entidades como Chiapas, Guerrero, Oaxaca, pero sí uno de los ocho que participan en el 75 por ciento de este fondo, y por eso lo que aquí se haga va a ser muy importante en términos del manejo de este fondo del Ramo 33, estamos hablando de 3 mil 294 millones de pesos, de los cuales el 88 por ciento tendrá que ser distribuido a los municipios para la aplicación con los 38 que tenemos.
Todo este trabajo, en el caso de la Sedesol, no es más que cumplir con la instrucción que nos ha dado el presidente Enrique Peña Nieto, de convertir la política social en un eje fundamental de toda su estrategia.
Las grandes reformas que se hicieron durante 2013 son el pavimento, su base, la vía para avanzar hacia la gran transformación de México. Y como lo ha dicho el presidente Peña, esta transformación tiene que ver con los seres humanos, con los ciudadanos; esta gran transformación tiene que traducirse en el bienestar, en la prosperidad de cada mexicano y de cada mexicana.
Este es el objetivo, éste es el corazón, el alma de todo lo que se está haciendo desde el gobierno de la República y sabemos que aquí, en el Estado de México, contamos con un gobernador aliado, con presidentes municipales aliados, que comparten esta visión de grandeza y de prosperidad para México.
Muchas Gracias.
oo0oo