El Programa de Comedores Comunitarios contribuye a fortalecer el cumplimiento efectivo de los derechos sociales que potencien las capacidades de las personas en situación de pobreza, a través de acciones que incidan en su alimentación. Actualmente, cerca de medio millón de niños, niñas, adolescentes, mujeres embarazadas o en lactancia, personas con discapacidad, adultos mayores y otras personas en situación de vulnerabilidad alimentaria reciben diariamente alimentos nutritivos, variados y suficientes en estos espacios.

La existencia de Comités Comunitarios de carácter ciudadano en cada comedor garantiza que la operación de los mismos responda efectivamente a las necesidades de cada localidad. Asimismo, los comedores se erigen de manera natural como lugares incluyentes en donde se fomenta la relación familiar y social, la sana convivencia, la comunicación, el encuentro, y la participación, como atributos básicos de la cohesión social.

Cabe destacar que este año, el pasado 2 de diciembre, el Coneval galardonó el Programa de Comedores Comunitarios de la Sedesol con el reconocimiento de Buena Práctica por el uso permanente de los resultados de evaluación para el rediseño e instrumentación del programa. Con ello, la Sedesol trabaja diariamente para garantizar una mejor alimentación de los mexicanos que se traduzca en mejor aprendizaje y mayor prosperidad.

En el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, derivado de los esfuerzos conjuntos de la Sedesol, el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), actualmente operan más de 10 mil comedores comunitarios en todo el territorio nacional.

Con el fin de seguir trabajando en el combate a la carencia alimentaria, la Sedesol se ha comprometido para que en 2016 sean instalados por lo menos 200 comedores en el estado de Guerrero y uno más en el estado de Querétaro, al igual que otros más en comunidades con alta vulnerabilidad alimentaria.

México, D. F., 25 de diciembre de 2015