martes, 27 de mayo de 2014
Rosario Robles: Su vida personal y su trabajo
Ricardo Rocha, Entrevista,
Reporte 13 23:48:15
 Ricardo Rocha (RR), conductor: Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social, antes que nada muchas gracias por tu confianza para venir aquí para esta conversación.
Rosario Robles Berlanga (RRB), secretaria de Desarrollo Social: Al contrario Ricardo. Muchísimas gracias a ti. Con mucho gusto.
RR: Yo quisiera hoy, si me permites, platicar por supuesto, con la funcionaria pública de muy alto nivel pero también un poco con la mujer, con el ser humano. ¿Cómo te describirías, para empezar, este momento de tu vida en que te encuentras?
RRB: Bueno, como un momento apasionante, maravilloso, como una gran segunda oportunidad, como yo lo he dicho, para poner en práctica muchos de mis sueños, trabajar por algo por lo que he luchado toda mi vida, que es la gente que menos... por la gente que menos tiene.
Entonces realmente es apasionante, es complicado, a veces difícil, estás siempre en el ojo del huracán por muchas razones, pero al mismo tiempo es de mucha satisfacción cuando estás con la gente, cuando ves su alegría, cuando ves su agradecimiento y su felicidad por cosas a veces muy pequeñas, pero que para ellos es un cambio de vida.
RR: Has mencionado la palabra "apasionante", de entrada. Yo me atrevería a decir que, desde tus días como estudiantes en la Facultad de Economía, siempre fuiste una rebelde y una apasionada de tus causas. ¿Has sido así siempre?
RRB: Sí, sí, me comprometo mucho, y me meto mucho, y me apasiona porque me gusta lo que estoy haciendo, yo creo que eso es lo más importante, ¿no? Que sientes una congruencia entre lo que haces, lo que piensas, ves esos cambios en la vida de la gente, y entonces sientes que estás incidiendo y eso a mí me apasiona, y me entrego. Por ejemplo, ahorita, ¿no?, de la semana, estoy tres, cuatro días fuera, en contacto directo con la gente, yendo a las comunidades más pobres. Y es una cercanía que la gente agradece mucho, y forma parte de esta pasión que yo siento.
RR: ¿Nunca te has arrepentido de tus pasiones?
RRB: Pues sí, varias veces. Pero de las políticas no.
RR: A pesar que, de pronto enfrentas estas críticas. Tú fuiste dirigente del partido de Izquierda más importante, más significativo del país, fuiste jefa de Gobierno y sembraste muchos amigos. Pero también ganaste enemigos y la política en ese sentido no solamente es ruda, eso ya de da por entendido, a veces es cruel también, e injusta.
RRB: Pues sí, me ha tocado vivir de todo, pero yo creo que a todos los políticos, y más en estos momentos en los que estás en una dinámica constante, a través de las redes sociales, donde hay un impacto automático de lo que haces o de lo que dejas de hacer, de lo que declaras, y pues estás sometido a un constante cuestionamiento, una crítica, una mirada, y eso no es fácil.
RR: ¿Eres rencorosa, aunque sea un poquito?
RRB: Pues sí, a veces sí guardo rencores, pero trato de no vivir con ellos. Fíjate que sentía mucho rencor durante un tiempo, pero hubo un proceso largo y de mucho tiempo para poder sanar toda esa parte, ¿no?
RR: ¿Por qué te invita a pesar, ente comillas, de ser una mujer de izquierda? Yo estoy seguro, conociéndote, que ni él te pidió que dejaras de hacerlo, ni tú le ofreciste "oiga, ya dejaré de ser de izquierda", independientemente del partido, para mí la izquierda es una forma de ver la vida, no sé tú, que independientemente de las siglas partidistas.
RR: Claro. Yo creo que él me invita porque soy de izquierda, justamente, porque en la política social se necesita esa mano izquierda, ese vínculo, esa capacidad de conectarte con la gente, de estar ahí donde están los más pobres, de armar toda una estrategia como la que hemos logrado armar, cambiar paradigmas y romper inercias de lo que se venía desarrollando, de una política individualista, una política que privilegiara el dar, básicamente, haciendo como que resuelves el problema de la pobreza, pero sin plantearse grandes retos y desafíos, y él de alguna manera pues conocía de esta capacidad, de esta visión que yo tengo y creo que eso...
RR: De tu pasión.
RRB: ... a él le pareció importante, seguramente, ¿no? Yo creo que el más indicado para responder eso, precisamente es el presidente Enrique Peña Nieto.
RR: Ahora, hablando de pasiones y hace rato hablabas también de ahora cómo ha cambiado la dinámica de la respuesta de la gente a través de las redes sociales. ¿Ya superaste ese trance de lo que dijiste, y de lo que dijeron que dijiste, y las aclaraciones sobre lo que realmente dijiste, de lo que expresaste allá en Nayarit, en el Nayar, sobre las mujeres, los hijos y los apoyos del Gobierno?
RRB: Sí, sí, que además, platicaba el otro día con el gobernador, Roberto Sandoval, y le decía "oye, ya el municipio más famoso del país el Nayar, Nayarit". Un municipio que seguramente nadie sabía dónde estaba, que es de los más pobres de México, un municipio indígena cora, huichol, tepehuano, es una región que incluye Nayarit, Jalisco y Durango, y esa región es una región indígena muy pobre. Y, afortunadamente tuvimos la posibilidad de aclarar lo que nosotros dijimos. Yo como lo señalé, probablemente la manera de formular la preocupación que yo tenía no fue la más correcta.
RR: Esa misma pasión tuya te llevó de pronto a no frasear, como dicen, algo correctamente, ¿no?
RRB: Exactamente, adecuadamente porque estás en un evento...
RR: ¿Qué dijiste, finalmente?
RRB: Yo lo que les dije a las mujeres es que en el caso de Oportunidades solamente se apoya hasta tres hijos, pero se entendió como que yo decía que si tenías más de tres hijos no te íbamos a apoyar.
RR: ¿Pero eso de dónde viene? ¿Eso lo inventaste tú?
RRB: No. Eso viene desde el 2009, esta regla está desde el 2009, porque sino no hay dinero que te alcance. Entonces, para poder ampliar el programa a un mayor número de familias, tú puedes tener, o una mujer puede tener cuatro, cinco, seis, siete hijos, los que ella decida tener. Pero...
RR: De hecho, ¿Oportunidades sigue apoyando a familias?
RRB: Sí, el 16 por ciento de las familias que tienen, de Oportunidades, tienen más de tres hijos. Y el problema es que solamente se da un monto, equivalente a tres hijos. Y desde que se creó el programa, tiene un límite de recursos para una familia.
Es decir, a una familia se le dan mil 700 pesos si están los hijos en educación básica, o dos mil 700 si están en educación superior. Entonces, eso es independientemente del número de hijos que tengas tú. O sea, no se violenta para nada el derecho a decidir de las mujeres. Simple y llanamente se dice, "sólo te apoyaré hasta a tres", tú ya resolverás cuántos tienes, que la mayoría no tiene más de tres. Creo que es nada más este 16 por ciento, A mí lo que me preocupa mucho, y que veo en estas comunidades a las que voy, es cada vez más estas pequeñas de 12, de 13, de 14 años, con hijos. Niñas que...
RR: El embarazo...
RRB: Adolescente.
RR: Y casi-casi infantil, ¿no?
RRB: Sí, pues cuando estás hablando...
RR: A los 12 años, pues eres niña todavía.
RRB: Están en primaria. O sea, a los 13, a los 14, qué capacidad de decidir.
RR: ¿Qué hacer con esto para, por un lado, no imponer una política ruda y respetuosa de los derechos humanos de todos, pero al mismo tiempo tratar de reconducir este proceso?
RRB: Protegerlas para que en donde viven tengan un espacio para ellos. Por ejemplo, parte de la política que está implementando el presidente Enrique Peña Nieto es esto de los dos cuartos, el cuarto adicional, entonces le hemos puesto Cuarto Rosa ¿por qué?, porque es para las niñas. Entonces ir a capacitar a las madres, de que ese es el espacio de proyección de sus hijas, porque el hacinamiento es un factor, también de esta violencia.
RR: Ahora, entre tus múltiples responsabilidades en la Secretaría de Desarrollo Social, destaca, por supuesto algo a lo que se comprometió el presidente Peña Nieto. Le dio tanta importancia que en su propio primer mensaje a la nación lo destaca, su gran compromiso. La "Cruzada Nacional contra el Hambre". ¿Cuáles dirías que son los logros fundamentales y qué retos están asumiendo ustedes en el Gobierno Federal?
RRB: Hemos logrado algo muy importante, que es una coordinación interinstitucional y que se deje de ver la política social como segmento de cada secretaría, sino que hemos logrado este trabajo coordinado de 19 dependencias, con 70 programas en la Cruzada Nacional el Hambre. Y gracias a eso, a un año y algunos meses de que el presidente la puso en marcha, ya podemos hablar que tres millones de familias comen mejor.
RR: De los siete millones
RRB: Siete millones que nos planteamos como población objetivo. Tres millones que están teniendo acceso a diversos programas que hemos creado a propósito de la Cruzada Nacional contra el Hambre: los comedores comunitarios, la tarjeta "Sin hambre", que permite que una familia intercambie 14 productos básicos en las tiendas de Diconsa; los huertos familiares; los proyectos de autoconsumo y de apoyo a la economía familiar, a la agricultura familiar; el apoyo de los proyectos de traspatio que tienen que ver con animales también para enriquecer la dieta.
Es decir, hemos ido generando una serie de programas que permitan que estas familias pueda producir su propio alimento, o asistir a un comedor, a desayunar, a comer, sobre todo niños, niñas, adultos mayores, mujeres embarazadas, para garantizar una mejor alimentación, y estamos a punto de iniciar el mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre, ahora el 2 de junio, la iniciará el presidente Enrique Peña Nieto para dar cuenta al país de los avances y de que una parte muy importante de los impuestos que pagan los mexicanos, se está yendo a estos programas que garantizan que lo más importante, que es este derecho a la alimentación, por lo menos esté al alcance de tres millones de estos siete que nos hemos propuesto.
RR: Rosario, el presidente en su momento te ha dado un apoyo público muy importante. Ahora el hecho de que se anuncie esta nueva etapa, será también políticamente un nuevo apoyo para ti. ¿Te sientes, hace rato hablábamos de tus detractores, de la gente que hubiera deseado otra cosa, o que te daba ya por muerta en la política, te sientes como una triunfadora? ¿Sientes que les ganaste a estos?
 RRB: Pues mira, siento como más bien una gran alegría. No pienso en esa parte no, y de hecho con muchos de quienes en su momento, tuve problemas, con muchos mantengo hoy una relación, porque yo he dejado atrás ese capítulo, y creo que en donde podamos ayudar, hay muchos lugares donde estás diputados, presidentes municipales del PRD, que yo conocía de hace muchos años, y con los que estamos trabajado de la mano porque lo que importa es sumar esfuerzos para garantizar que esta gente que vive en condición de pobreza esté mejor.
Y evidentemente, que me siento, no como una triunfadora, pero sí como una mujer que está ahí, en al trinchera, en el primer plano, dando una pelea muy importante y sigue abriendo brecha. Y creo, demostrando que las mujeres podamos caer, pero también levantar, que somos fuertes, que encontramos obstáculos, pero que tenemos que seguir adelante para cumplir lo que nosotras queremos, y en donde nos sentimos contentas y lo que nos hace felices.
RR: Algo más que quieras puntualizar para quienes nos están viendo y escuchando, y que en situaciones difíciles complicadas, se puedan tener dudas sobre ¿por qué ahora sí el gobierno que encabeza Peña Nieto puede cumplir con sus compromisos sobre todo en esta área tan sensible, de la cual tú eres responsable?
RRB: Bueno, ceo que estamos tratando de que al gente incluso asista y vaya, y que los jóvenes se comprometa con nuestros comedores comunitarios; que las familias abriguen a un joven, o abracen a uno de estos niños que está yendo a los comedores comunitarios, y sean testigos de estos cambios tan importantes que estamos dando.
Yo creo que, no lo decimos nosotros, lo dicen alcaldes y gobernadores, de todos los colores políticos porque, por primera vez estamos sumando esfuerzos, sin importar el color partidario, importando sólo una causa que es la de México, y sobre todo esta causa de los que menos tienen, de los más pobres entre los pobres del país.
RR: Yo le agradezco doblemente a Rosario Robles, la secretaria de Desarrollo Social, y a Rosario Robles, la mujer, su confianza en este espacio. Gracias por estar con nosotros. Hasta muy pronto. Este espacio se queda abierto para ti.
RB: Muchas gracias. Gracias por invitarme.
RR: Gracias, Rosario, de nuevo.