Oscar Mario Beteta (OMB), conductor: Me da siempre gusto saludar a la maestra Rosario Robles, quien como usted sabe es secretaria de Desarrollo Social. Secretaria, muchas gracias y muy buen día.


Rosario Robles (RR), secretaria de Desarrollo Social: Muy buenos días, Oscar Mario, me da mucho gusto también saludarte.

OMB: Secretaria, el día de ayer da a conocer nuevos y buenos datos, una reducción de 57.5 por ciento de las personas que se encuentran en pobreza extrema alimentaria.

Si me permite, con base en la metodología compleja para medir la pobreza, no sólo en México, sino en cualquier país, porque se deben de ajustar, como en el trabajo, a estándares internacionales, la pobreza extrema se define como una en la que la situación de pobreza tiene que ver con carencias muy importantes, extremas, cuando tiene tres o más de seis posibles dentro del índice de privación social, y que además se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo que, bueno, es otro término que habría que definir.

Las personas en pobreza extrema disponen de un ingreso tan bajo que aún si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría tener los nutrientes necesarios para una vida sana.

Quizá es la peor de todas las situaciones o de todos estos puntos que se utilizan para definir los términos de pobreza, secretaria.

RR: Así es, Oscar Mario, son los más pobres entre los pobres, los que están en la base de la pirámide, que no solamente tienen esta pobreza extrema que, como tú dices, un ingreso mínimo que no es suficiente para no sólo la alimentación, sino para acceder a los demás derechos sociales, sino que además tiene tres o más carencias. Entre ellas, y ésta es la población objetivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre, la carencia alimentaria, por eso es que la Cruzada se concentró en atender esta pobreza extrema alimentaria que abarcaba a siete millones de mexicanos en el momento del inicio del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto que, como tú sabes, desde el primer momento reconoció que en México había hambre y que había que hacer un esfuerzo extraordinario para proteger a estos mexicanos, los más vulnerables de nuestro país.

Así es que se puso en marcha esta cruzada, que hoy tiene una primera evaluación de impacto con esta encuesta panel, que es realmente una innovación en las mediciones de Coneval, este tipo de instrumentos como encuesta panel, que tiene la característica de ir midiendo cómo se va modificando la condición de vida de quienes son beneficiarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

No es una encuesta aleatoria en el sentido de dentro del universo de los 120 millones de mexicanos vamos a aplicar una encuesta, sino está concentrada precisamente ahí donde está la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Este primer ejercicio abarcó 207 mil hogares, más o menos un millón de personas; se aplicaron más de siete mil cuestionarios y los resultados son positivos, porque nos habla de que estas familias y personas que tenían el 100 por ciento de la carencia alimentaria, es decir, que tenían esta carencia todas, el 100 por ciento de estas familias, hoy se ha reducido en un 57 por ciento, al quedar en un 42.8 por ciento.

Es decir, hay un avance sustancial, porque estamos hablando que seis de cada 10 de quienes estaban en esta condición, tomados en este universo de la encuesta panel, hoy han reducido su condición de hambre y de carencia alimentaria.

OMB: Entonces están estos resultados producto de la Cruzada Nacional Contra el Hambre. que usted anuncia, cuando toma las riendas de la Secretaría de Desarrollo Social, y los resultados o los números sustentados por esta encuesta del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, mejor conocido como Coneval, y en donde en el 2013-2014, que es lo que dura este ejercicio, se tiene como resultado que uno o dos años después se reduce a la mitad el número de familias en esta situación tan delicada, secretaria.

RR: Así es, se reduce del 100 por ciento al 42.5 por ciento, pero no solamente la carencia alimentaria, porque acuérdate Oscar Mario, que el Presidente siempre dijo que la Cruzada Nacional Contra el Hambre tendría que ser una estrategia integral, no sólo garantizar el acceso a la alimentación, sino a los demás derechos sociales, y por eso participamos en la Cruzada 19 dependencias del Gobierno Federal.

La carencia por acceso a los servicios de salud disminuyó del 32.9 por ciento al 9 por ciento, es decir, hay una disminución del 23.7 por ciento; la de espacios en la vivienda disminuyó un 18 por ciento, la de servicios básicos un 14 por ciento, la de seguridad social un 10 por ciento, la del rezago educativo 6, por ciento. Es decir, en todas las carencias hay una disminución, porque lo que hicimos fue focalizar a la población y ahí dirigir la acción concertada y concurrente de todas las secretarías, y debo de decir —esto es muy importante, Oscar Mario— con una gran coordinación con los gobiernos estatales y municipales que participan en la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Coneval, por ejemplo, en este mismo ejercicio hace adicionalmente un análisis de cinco municipios de la Cruzada.

Tomando en cuenta los datos 2010, que son los últimos que se tienen a nivel municipal en el país, la medición de pobreza en México a nivel municipal se hace cada cinco años, entonces los últimos con los que se cuenta es con los del 2010, y en estos cinco municipios: en Zinacantán, Chiapas; en Guachochi, Chihuahua; en Mártir de Cuilapan, Guerrero; en San Felipe del Progreso, Estado de México; en Tehuacán, Puebla, hay una disminución muy importante de la pobreza extrema y hay una disminución también muy relevante de la carencia alimentaria.

Entonces es un ejercicio que se hace por dos vías: por un lado esta encuesta panel, más de siete mil cuestionarios en un universo de alrededor un millón de personas, y, por otro lado, estos cinco municipios de la Cruzada, que en ambas vías se ratifica que éste esfuerzo de coordinación, de focalización está siendo eficaz y está dando resultados.

OMB: Bueno, y habría que agregar, con base en estos números de Coneval, secretaria, una disminución, afortunadamente, en los hogares encuestados en lo que tiene que ver con carencias de todo tipo, y me refiero a algunas que tenemos sobre la mesa los números: carencia por acceso a servicios de salud, se reduce la carencia —obviamente— de 32.9 en el 2013 a 9 en el 2015, que es pues es bastante, es una tercera parte.

RR: Así es.

OMB: La carencia por calidad y espacios en la vivienda, de 57 a 38 por ciento; servicios básicos de la vivienda, de 57 en el 2013 a 43 en el 2015; de acceso a la seguridad social, de 97 en el 2013 a 87 en el 2015, y otra también muy importante, rezago educativo, del 33 en el 2013 a 27 en el 2015.

RR: Así es. En todas estas carencias hay una disminución, por esta acción focalizada, porque en lugar de que cada secretaria esté por su lado, atendiendo sin criterio a la población en condición de pobreza extrema, aquí hicimos de manera coordinada esta focalización y entonces nos da resultados.

Ahora tenemos, Oscar Mario, un instrumento que hemos construido en la Sedesol durante estos dos años y medio, que es muy importante.

Coneval nos dijo al principio del sexenio: "hay siete millones cien mil mexicanos y mexicanas en condición de pobreza extrema alimentaria", pero no nos dijo quiénes eran, nos decía más o menos dónde estaban, pero no quiénes eran.

Nosotros fuimos casa por casa a hacer un barrido, a ubicar esta población, y hoy la tenemos por nombre y apellido, la tenemos por edad, sabemos si es hombre o si es mujer y sabemos qué carencia tiene esa población en el hogar o en su persona, eso además nos permite todavía hacer con mayor precisión toda esta estrategia, dirigir los recursos precisamente de quienes están en esta condición más vulnerable.

Acuérdate que siempre dijimos, y lo ha dicho el Presidente, que no es suficiente desde luego con este tipo de políticas, que requerimos que el país crezca más, que requerimos tener mayor bienestar económico, que haya más empleos, que haya más ingreso para que podamos combatir estructuralmente la pobreza, pero que mientras este proceso de reformas estructurales se daba, se aprobaba y empezaba a dar resultados, como ya estamos viendo, mientras eso se daba teníamos que proteger a los más pobres entre los pobres, teníamos que generar un sistema de protección social precisamente a quienes estaban en esta mayor condición de vulnerabilidad, y es lo que hicimos con la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Desde luego que no son los 55 millones de mexicanos que Coneval nos reportó hace poco en condición de pobreza, son los siete más pobres entre los pobres, pero para los demás pues tenemos nuestro programa Prospera, que casi llega a 30 millones de mexicanos; están nuestros adultos mayores, que también con su pensión tienen un ingreso cada bimestre y, desde luego, otros programas de otras secretarías que permitan fortalecer el ingreso de quienes viven por debajo de la línea de pobreza y que tenemos que lograr que sea a través de su propio trabajo, de su propia capacidad productiva que salgan adelante de su condición de pobreza.

OMB: Entonces resaltar este censo, estos números que arrojan un resultado muy claro para saber dónde están y cómo viven los que menos tienen en este país, para optimizar la canalización de recursos económicos y otros servicios, secretaria.

RR: Así es, que es precisamente lo que dice Coneval en este… en algunas de sus conclusiones de este estudio exploratorio, es decir, se demuestra que una buena focalización y la coordinación, que era algo que no había entre las dependencias del propio Gobierno Federal y los tres órdenes de gobierno, y la participación de la sociedad civil, da resultados, ése es el modelo que seguimos.

La encuesta panel nos dice que el modelo está dando resultados, nosotros ya hablamos de que de los siete millones de mexicanos de población objetivo, en cuatro millones estamos incidiendo con algún programa de la Cruzada Nacional contra el Hambre, los gobiernos estatales están aportando sus propias estrategias también para disminuir esta carencia alimentaria, y lo estamos haciendo de la mano y hacia la misma población.

Aquí no hay criterios políticos, sino quiénes son los que verdaderamente necesitan esta acción del gobierno. Esto afortunadamente pues se refleja como una estrategia eficaz en este resultado que nos presenta Coneval el día de ayer.

OMB: Y si me permite, pues, para concluir, yo recuerdo hace tres años cuando le preguntaba a usted ¿cuál era una de sus principales prioridades? Y que sonaba pues hasta impactante, decía usted “que ningún mexicano o mexicana se muera, se muera de hambre”.

Hace tres años apenas y pues estos resultados provocan ya, le pregunto, un punto de inflexión muy importante ¿no?

RR: Así es, estamos logrando que… y se dicen cifras, Oscar Mario, pero cuando nosotros vamos a los comedores comunitarios y vemos la carita de esos niños y de esas niñas de felicidad porque están desayunando, porque están comiendo, comedores comunitarios que te quiero decir que se sostienen gracias al trabajo voluntario de más de 70 mil mujeres, estos resultados tienen que ver con el trabajo de esas mujeres.

Cuando ves esa felicidad de niños que antes no tenían tres comidas, comían muy poco, y hoy están teniendo un alimento nutritivo; cuando ves a familias que están adquiriendo 15 productos básicos en las tiendas de Diconsa, y que antes no tenían ni para comprar un kilo de harina de maíz; cuando estás viendo familias en la montaña de Guerrero que están recibiendo frijol, arroz, maíz, sal, como parte de los programas de la Comisión de Pueblos Indígenas, las familias más pobres de la montaña, y ves que sienten que están siendo tomados en cuenta, todo esto evidentemente que a nosotros nos alienta y nos dice que tenemos que seguir por este camino.

El reto todavía es enorme, evidentemente que falta mucho por hacer y que nosotros no queremos una actitud triunfalista, pero sí nos parece muy importante resaltar que la estrategia está dando resultados, que está teniendo un impacto, y que debemos de reforzar y seguir por el mismo camino.

OMB: Sí, como usted dice, falta mucho por hacer, pero de acuerdo a estas cifras de Coneval son resultados relevantes, números relevantes en muy poco tiempo, ¿cree que se pueda seguir con esta tendencia para lo que resta de la administración?

RR: Tenemos que llegar a que estos siete millones que tenemos identificados lleguen... ahorita los traemos en un 42 por ciento de carencia alimentaria, que lleguemos a un abatimiento de la carencia alimentaria, es decir, que tengan acceso a una alimentación adecuada, no sólo a una alimentación, sino a una mejor nutrición.

Estamos trabajando muy de la mano, esto es bien importante Oscar Mario, con el Instituto Nacional de Salud Pública, con el Instituto Nacional de Nutrición, con Un Kilo de Ayuda para medir peso, talla, condición de anemia de muchos de estos niños en lugares piloto, y los resultados son también muy positivos, porque nos hablan de una disminución en la desnutrición de estos niños, una disminución en anemia.

Por ejemplo, a Prospera se le hizo un estudio de este tipo y se logró reducir la anemia en un 40 por ciento, entonces todo esto habla de esta acción integral, de esta visión transversal en donde no somos Sedesol por un lado y Salud por el otro, sino al contrario, complementos para ir juntos todos hacia esta misma población.

Y todo esto es consistente con lo que la FAO había ya señalado de reconocimiento al presidente Peña por la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y que menos del 5 por ciento de la población estaba en una condición de subalimentación.

Lo que publicó recientemente, por ejemplo, el índice The Economist DuPont, que es un índice de seguridad alimentaria, que dijo que en México mejoró en su seguridad alimentaria; el reconocimiento de la OCDE a este esfuerzo de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Es decir, hay consistencia en todas estas informaciones que nos permiten decir que este objetivo que se planteó el presidente Peña de combatir el hambre de los más pobres entre los hombres pobres hoy empieza ya a dar resultados y nos está registrando avances importantes.

OMB: Bueno, pues es lo que presenta la secretaria Rosario Robles, resultados intermedios, porque tres años son poco, pero son números muy muy positivos avalados por el Coneval.

Yo le aprecio muchísimo su disposición para con este espacio y reconocimiento a toda esta labor y a los números que están avalados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, y ojalá que, como usted dice, para lo que resta de la administración del presidente Peña Nieto se pueda seguir obteniendo lo mismo que hasta ahora.

RR: Así es Oscar Mario, para eso seguiremos trabajando, desde luego, en el caso particular hasta que el presidente Peña nos siga dando esta gran oportunidad de trabajar por quienes menos tienen, por quienes más lo necesitan, en este contacto directo.

Porque todo este trabajo no ha sido en el escritorio Oscar Mario, nosotros hemos recorrido miles de kilómetros, hemos ido a comunidades que nunca había visitado un funcionario federal, hemos estado ahí donde se siente y está la pobreza más descarnada del país, y trabajando con la gente para que sienta que su gobierno, que su Presidente está ahí cerca, está con ellos, que no los abandona y que son una prioridad desde la estrategia social del presidente Peña Nieto.

OMB: Y como usted ha dicho, pues es lo que merecen tantos millones de mexicanos, ¿no?

RR: Así es, no estamos regalando nada, son los derechos sociales que consagra la Constitución y a los que deben acceder como todo mexicano y toda mexicana.

OMB: Secretaria, un saludo muy cordial le envío, y gracias por su tiempo.

RR: Al contrario Oscar Mario, un abrazo muy grande, hasta luego.

OMB: Gracias, igualmente, doña Rosario Robles, titular de Desarrollo Social, y bueno, ahí están los números, buenos, interesantes, los puede usted revisar en la página del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social; grandes avances en sólo tres años.