Núm. 118 México, D. F., a 15 de mayo de 2015
El país necesita una sociedad civil fuerte y crítica, pero también abierta a dialogar.

En México, las organizaciones de la sociedad civil han sido protagonistas del proceso de democratización y sus proyectos han contribuido a mejorar la calidad de vida de millones de personas, afirmó la secretaria de Desarrollo Social al asistir, con la representación del Presidente Enrique Peña Nieto, a la entrega del Premio Nacional Monte de Piedad 2015.

Durante la entrega de reconocimientos a “Aldeas Infantiles SOS”, del Distrito Federal; la Asociación Centro de Rehabilitación para Ciegos, de Cuernavaca, Morelos, y “Misión de Naim”, de Culiacán, Sinaloa, la titular de la Sedesol destacó la apertura del Gobierno de la República para escuchar la diversidad de voces e impulsar el trabajo de las iniciativas ciudadanas.

Reconoció la visión y trabajo de las OSC para colocar en la agenda pública temas como la defensa de los derechos humanos; el rechazo a la discriminación y la necesidad de reconocernos como una sociedad diversa e incluyente; la igualdad entre hombres y mujeres y la visibilización social de la violencia interfamiliar; los derechos de los niños; el valor de la comunidad, así como la trasparencia y la rendición de cuentas.

Puntualizó que ante la magnitud de los desafíos, el país requiere de una sociedad civil fuerte y crítica, pero también abierta a dialogar y a construir consensos para enriquecer las políticas públicas.

La secretaria de Desarrollo Social mencionó que el Nacional Monte de Piedad, en sus 240 años de vida, se ha consolidado como un auténtico "banco social en favor de quienes más lo necesitan, a través de la suma de energías e iniciativas en la construcción de un México en paz, próspero e incluyente”.

Esta institución es un ejemplo virtuoso de cómo generar utilidades con eficacia y transparencia, para distribuirlas a la sociedad, para transformarlas en bienes públicos que se traducen en equidad y oportunidades de inclusión y bienestar para un gran número de mexicanos.

A través de la labor del Nacional Monte de Piedad, más de 500 organizaciones de asistencia privada han obtenido respaldo a sus iniciativas, generando beneficios para alrededor de dos millones de personas por medio de la promoción social, el desarrollo comunitario, la producción sustentable, el comercio justo, el apoyo alimentario, la protección a las personas con discapacidad, la educación, la salud y el medio ambiente.

Las organizaciones sociales son protagonistas de la democracia a través de sus proyectos sociales y han incorporado temas a las políticas públicas en la construcción de una sociedad incluyente, concluyó la secretaria de Estado.

11815 1jpg

11815 2jpg