A menos de 600 días de que se cumpla el plazo para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, México registra un avance del 74.5 por ciento en los rubros marcados por la Organización de las Nacionales Unidas (ONU) para dotar de rostro humano a la globalización, garantizar la prosperidad compartida, y asegurar condiciones de paz y gobernabilidad democrática perdurable en sus países miembros.

Lo anterior fue informado por el Subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri Quirós, al participar en representación de la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ONU), que sesiona en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

El funcionario federal aseguró que en México la evaluación de los resultados es positiva, al alcanzarse las metas correspondientes a 38 indicadores (74.5%) y anticipó que antes del 2015 se cumplirán cinco más, es decir el 9.8%.

Al respecto, Lastiri Quirós expuso que como resultado de su propia experiencia, “México tiene la firme convicción de que la Agenda de Desarrollo Post-2015 deberá incorporar una perspectiva de inclusión y un enfoque multidimensional que permita ir al fondo de las causas estructurales de la pobreza y la desigualdad, y que al mismo tiempo permita dar mayor visibilidad a los grupos marginados que se esconden detrás de los grandes promedios nacionales”.

CARTA DE NAVEGACIÓN
PARA MUCHOS PAÍSES

Ante el pleno del Consejo Económico y Social de la ONU, el Subsecretario de la Sedesol destacó que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto refrenda su compromiso con la Organización de las Naciones Unidas para la plena consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio “que se han convertido en una importante carta de navegación para muchos países”.

Los Objetivos del Milenio están orientados a erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer, reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años, mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Existen 51 indicadores de seguimiento obligatorios para México, por lo que al realizar una valoración de los indicadores, con base en las metas planteadas al 2015, se reporta que 38 rubros ya se han cumplido en su totalidad (74.5 por ciento) y se trabaja de manera favorable en el cumplimiento del resto de las metas. Para el reporte más reciente se tiene un balance positivo, en el cual un 84.3 por ciento de los indicadores se han cumplido o, en su caso, tienen una alta probabilidad de cumplirse en 2015.

PROGRAMA DE DESARROLLO
MUNDIAL SIN PRECEDENTES

Juan Carlos Lastiri afirmó que “los objetivos constituyen un programa de desarrollo mundial sin precedentes con metas claras, cuantificables y con indicadores internacionalmente comparables. Son –abundó- una muestra palpable de que más allá de las disparidades que ha generado la globalización, los distintos países podemos avanzar hacia grandes acuerdos que alineen los esfuerzos de todos hacia grandes temas con gran impacto social y humano”.

Recordó que los países han recibido el mandato del secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, para recabar apoyos y alcanzar acuerdos previos a la reunión de 2015, en la que se definirán nuevos objetivos globales de desarrollo, por lo que en México la principal razón de los Objetivos del Milenio es colocar a las personas en el centro del desarrollo para eliminar la exclusión, erradicar la pobreza y el hambre.

En este sentido, el funcionario mexicano expuso que pese a los logros alcanzados, las últimas mediciones de la pobreza multidimensional reflejaban que el problema del hambre estaba todavía lejos de resolverse. Es por ello que se puso en marcha en enero de 2013 la Cruzada Nacional Contra el Hambre con el objetivo de hacer efectivo el derecho a “una alimentación suficiente y de calidad”.

Explicó que la Cruzada Nacional Contra el Hambre es una Estrategia de Inclusión y Bienestar Social de carácter nacional, que a menos de dos años de implementada ha mejorado la alimentación y la nutrición de 3 millones de mexicanos que vivían en condición de pobreza extrema y carencia alimentaria severa.

Al señalar que por primera vez una estrategia de combate a la pobreza en México se diseña partiendo de la información generada por la medición multidimensional, actuando con base en indicadores y enfocada a objetivos y metas concretas, Juan Carlos Lastiri aseguró que la Cruzada “es el primer gran esfuerzo que busca hacer converger diferentes programas sociales que anteriormente se encontraban dispersos en distintas dependencias de gobierno”.

Otro importante avance que el Subsecretario resaltó en el Pleno del Consejo Económico y Social de la ONU fue el acuerdo multipartidista conocido como el “Pacto por México” que ha servido de plataforma de diálogo político y de concertación para sentar las bases de la transformación normativa más importante de las últimas décadas.

“En total, este proceso reformador representó un esfuerzo que dio paso a 10 reformas constitucionales que modificaron 43 diferentes artículos de nuestra constitución, la expedición de 9 leyes nuevas y la aprobación de 90 decretos legislativos que reformaron otras 127 leyes”, dijo.

Finalmente, Lastiri Quirós, describió que entre los principales desafíos y retos de México hacia el Post-2015 están el combatir la pobreza desde un enfoque multidimensional; propiciar un crecimiento económico sostenido e incluyente; promover una política laboral orientada a la inclusión y la productividad, lograr una educación de calidad; construir un nuevo Sistema Nacional de Salud Universal, reducir la mortalidad materna, promover la igualdad de género, extender la red de protección social, fortalecer el sistema tributario, lograr mayor progresividad del gasto social y enfrentar el cambio climático.