Muy buenos días tengan todas y todos ustedes.

Agradecido con Loreto por la flexibilidad de permitirme hacer uso de la palabra antes de Ernesto Torres Cantú, que va a hacer favor además ahora no solamente de dar un mensaje sino de inaugurar.

Privilegiado de compartir el foro con tantas luminarias y con tanta gente comprometida con la inclusión financiera.

Platicábamos antes del evento con el subsecretario Aportela, que es de los pocos mexicanos que en dos ocasiones ganó el Premio Banamex, lo ganó con su tesis de licenciatura y ganó el segundo lugar con su tesis de doctorado. Hago el recuento no solamente porque es impresionante el logro de Fernando, dice Ernesto Torres Cantú que después del Premio Nobel, el Premio Banamex es el más prestigiado de cuantos se dan en economía, sino porque haberse ganado el premio fue clave fundamental para que Fernando pudiera ser parte de la inclusión financiera.

No fue sino hasta que depositó el cheque del premio que había ganado que Banamex estuvo dispuesto a darle una tarjeta de crédito.

Afortunadamente y gracias a los esfuerzos, entre otros muchos de Banamex, de este programa de educación financiera, hoy son muchos los mexicanos que sin tener que ganar el Premio Banamex tienen acceso a nuestro sistema financiero. Y eso sin duda es un evento que tenemos que celebrar.

Cuando uno lee la historia de la banca moderna, y cuando uno dimensiona lo mucho que se ha avanzado en el mundo en las últimas décadas, y cómo este avance en el mundo se correlaciona con el avance del sistema financiero para resolver retos fundamentales, se da uno cuenta de lo importante, de lo fundamental, que son las instituciones financieras para el desarrollo del país.

El grueso del crecimiento en el mundo tiene menos de 200 años y la evolución financiera en el mundo en los últimos 200 años ha sido espectacular, y les ha permitido resolver problemas logísticos que parecieran a veces imposibles; cómo movemos valor de una geografía a otra. Y de ahí, para mover problemas que son mucho más abstractos y que hoy damos por sentado.

Cómo mover ahorro de un momento en el tiempo a otro, cómo ahorramos hoy para tener ingreso en nuestra edad adulta para poder gozar de una pensión, cómo movemos ahorro de quien tiene excedentes a quien tiene faltantes y tiene ideas para hacer producir ese recurso o ese dinero. Cómo movemos el riesgo de quien lo sufre a quien tiene mayor capacidad de administrar.

Todos esos son problemas altamente complicados en lo técnico que nuestro sistema financiero ha resuelto. Pero son problemas que así como resolvió nuestro sistema financiero, enfrentan los agentes económicos y que, en ausencia de una participación en el sistema financiero, no tienen manera de resolverlo.

El Programa Prospera por ejemplo, parte del reto que seguimos enfrentando es cómo les hacemos llegar los recursos de los programas sociales. Como comentaba Fernando, los avances han sido muy importantes, el presidente Peña Nieto evolucionó el Programa Oportunidades a Prospera haciéndolo más amplio en sus objetivos en dimensiones muy específicas.

Una de ellas, puntuales, es que quería que la condicionalidad de Prospera no se agotara en educación, salud y alimentación, sino que incluyera producción productiva e inclusión financiera.

Hace objeto de objeto de Prospera a estas siete millones de familias, alas que se les da educación financiera buscando que sean parte, que se incluyan dentro de lo que el sistema financiero puede hacer.

Eso ha implicado un esfuerzo dramático, que Fernando reportaba; un millón de beneficiarios que reciben cursos de educación financiera, un millón de tarjetas bancarias que se acompañan de un seguro de vida gratuito, 650 mil titulares que contrataron un esquema de ahorro programado y que les permitirá desplazar recursos de hoy para, más adelante cuando lo necesiten más, casi 650 mil que pudieron ya contratar un préstamo básico.

El tamaño del reto es enorme y la inclusión financiera, y de ahí la importancia del foro que convoca Banamex, requiere de un conjunto importante de actores.

Este espacio de educación financiera celebrado por primera vez hace once años sienta en el mismo foro a estudiantes y maestros, a reguladores y autoridades del sector público, académicos y especialistas, a beneficiarios y quienes innovan la tecnología para acercar soluciones financieras a cada vez más mexicanos.

El recuento que hacía Fernando debe de darnos aliento de que son cada vez más los mexicanos que son parte, que están incluidos en nuestro sistema financiero. Pero son todavía muchos los que batallan con los problemas fundamentales de tener un riesgo que no pueden administrar y que no pueden trasladar.

De tener necesidad, físicamente, de mover valores y de no poderlo hacer más que en efectivo. De tener la necesidad de recursos para echar a andar un negocio, para solventar una crisis de liquidez y de no tener acceso a un crédito. De tener deseo de planear el ahorro para su retiro y no tener un vehículo idóneo para hacerlo.

No debemos descansar hasta que en estas ediciones que sigamos teniendo de educación financiera de Banamex, podamos decir con gusto que todos los mexicanos son parte de la inclusión financiera que queremos y a la que el presidente nos ha convocado.

Muchas gracias por escuchar. Muchas gracias por la flexibilidad. Muy buenos días y con permiso.



FOTO 3 Secretario Jos  Antonio Meade Kuribre a durante el S ptimo Encuentro de Educaci n Financiera.jpg
FOTO 1 Secretario Jos  Antonio Meade Kuribre a durante el S ptimo Encuentro de Educaci n Financiera.jpg