Las tareas en curso han incluido: 

  • Labores preventivas para alertar a la población de los riesgos del huracán.
  • Establecimiento de Mesas de Atención, una vez que la contingencia concluyó, para identificar y responder a los requerimientos de la población.
  • Participación en la elaboración del censo de los daños registrados en cada entidad.
Dar continuidad a los apoyos que brindan los distintos programas a cargo de la dependencia en las zonas siniestradas, incluyendo Prospera, 65 y más, la Tarjeta sin hambre y otros.

Con base en las solicitudes de apoyo y el censo de daños, la Sedesol asignará recursos para apoyar directamente a la población damnificada con agua y despensas, y para contribuir a las posteriores tareas de limpieza y reconstrucción en las zonas afectadas.

Participan en estos esfuerzos integrantes de las Delegaciones de la Sedesol en los estados afectados y las distintas entidades que forman parte del sector.

Diconsa ha confirmado que cuenta con una reserva estratégica de 390 mil toneladas de alimentos para atender a la población afectada en los cuatro estados siniestrados.

Por su parte, Liconsa, a través de sus plantas en Colima y Jalisco, tiene capacidad para producir 40 mil litros de agua potable por hora y abastecer de leche en las zonas damnificadas mediante una red de distribución que abarca toda la región. Esta paraestatal confirmó que el día de hoy, 95% de las lecherías ubicadas en los estados afectados operaron con normalidad.

Indesol ha activado sus alianzas con la sociedad civil para coordinar su participación en labores de asistencia a la población.

El titular de Sedesol, José Antonio Meade ha encabezado diversas reuniones de trabajo a fin de evaluar las acciones y los alcances de los programas que habrán de ponerse en marcha para apoyar a las poblaciones afectadas por el paso del meteoro.

En las próximas horas, Meade Kuribreña supervisará personalmente la estrategia de apoyo que habrá de ponerse en marcha en coordinación con las diversas dependencias federales y estatales para brindar asistencia en las zonas y comunidades que sufrieron el impacto de este fenómeno natural.

El personal de Sedesol y del sector social en su conjunto se mantendrán activos en los próximos días para contribuir, en el marco de las acciones del Gobierno Federal, a superar las secuelas del huracán Patricia y asegurar el bienestar de la población.