México, D.F., a 26 de Octubre 16 de 2014.- La política social de nueva generación del Presidente Enrique Peña Nieto está fincada en el cumplimiento de los derechos sociales consagrados en nuestra Constitución, todos ellos exigibles y con obligación del gobierno para garantizarlos, así como el ejercicio pleno de las libertades, declaró la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga. 

Luego destacó la Titular de la Sedesol: “Hoy la política social del Gobierno de la República se construye desde abajo, con la participación de la gente, teniendo como eje articulador el territorio, donde resulta de vital importancia la coordinación interinstitucional y los diferentes órdenes de gobierno, para sentar las bases, construir un piso básico de bienestar y llevar desarrollo a las familias más pobres de la República.

La Secretaria Robles Berlanga recordó la declaración del Presidente Enrique Peña Nieto relativa a la acción de su gobierno: “No venimos a administrar, venimos a transformar”, y así lo expresó ante legisladores de todo el país, al participar en un diálogo con ellos, como invitada en la V Asamblea Plenaria de la Conferencia Permanente de Congresos Locales (Copecol).

“Hoy existe una vinculación entre política social y la política económica, dijo a sus interlocutores y recalcó: “La política social de nueva generación instruida por el Presidente de la República ha rebasado el asistencialismo al fomentar estrategias y políticas para impulsar crecimiento, generación de empleos y una mejor distribución del ingreso.

EL 68 POR CIENTO DE LOS POBRES HOY ESTÁN EN LAS CIUDADES 

La Secretaria Robles Berlanga indicó que hoy la política social ha dado un vuelco al priorizar acciones estratégicas y programas en las zonas urbanas, por ser éstas donde se encuentra el rostro más lacerante de la pobreza. “El 68 de los pobres en nuestro país, subrayó, está en las ciudades y, en consecuencia, es fundamental asumir el compromiso de eliminar carencias y desigualdades en sus polígonos de pobreza”, afirmó. 

Destacó luego cómo la política social de nueva generación articula sus estrategias en el territorio y construyéndose desde abajo, con la participación de la gente, en esfuerzos de planeación a través de la conformación de comités comunitarios, de los cuales hoy se cuenta con más de 60 mil en todo el país. 

SE HAN PLANTEADO CAMBIOS, ESTRATEGIAS Y PROGRAMAS PARA INCORPORAR EL ELEMENTO PRODUCTIVO 

Por eso, explicó la Secretaria Robles Berlanga, como parte de esta política social de nueva generación se han planteado cambios muy importantes en estrategias y programas como en el caso de Oportunidades a Prospera, donde se han fortalecido los componentes salud, alimentación y educación, y la inclusión financiera y productiva.

“Como parte de Prospera hoy los derechohabientes pueden recibir apoyos para iniciar o continuar con pequeños negocios y tendrán acceso a esquemas especiales y favorables de ahorro, créditos baratos y de incorporación a proyectos productivos, señaló. 

INCLUSIÓN TAMBIÉN EN ESCUELAS DE EXCELENCIA 

“A partir de la reforma educativa y la transformación en Prospera, se vincula a los niños y las niñas becados por este programa de inclusión social a las escuelas de excelencia, para alcanzar un mejor nivel y mayor calidad en la formación de quienes habitan en las zonas más pobres del país. 

“En segundo lugar, el Estado mexicano financiaba la educación, las becas en primaria, secundaria y bachillerato pero se perdía continuidad; ahora se brindarán facilidades a 250 mil jóvenes que cada año terminan su educación media superior para cursar becados una carrera técnica superior, la universidad o, incluso, el sistema no escolarizado mientras trabajan”. 

SE CONSTRUYE UN ESQUEMA DE SEGURIDAD SOCIAL UNIVERSAL 

Explicó que con la política social de nueva generación se construye un esquema de seguridad social universal con la inclusión del Programa Pensión para Adultos Mayores, cuya edad se redujo a los 65 años y en 22 meses ha permitido incorporar a 2.7 millones de personas, un crecimiento del 87 por ciento de lo que se había hecho durante ocho años. 

Otro de los programas puesto en marcha es el Seguro de Vida para Jefas de Familia, el cual también forma parte de este esquema de seguridad social universal planteado por el gobierno para la protección de niños y niñas en caso de que la madre fallezca. 

EL RECONOCIMIENTO DE QUE EN EL PAÍS HAY HAMBRE 

La Secretaria Rosario Robles Berlanga destacó cómo el gobierno de Presidente Enrique Peña Nieto, luego de reconocer a siete millones de mexicanos con carencia alimentaria y viviendo en condición de pobreza extrema, trabaja en mil 12 municipios, con avances importantes para afirmar, a poco más de dos años, que hoy 3.1 millones de mexicanos comen mejor y más nutritivo. 

Explicó finalmente el esfuerzo transversal en el que participan 19 dependencias del gobierno federal y se han alineado 90 programas del Gobierno Federal para hacer posible la Cruzada Nacional Contra el Hambre, mediante la cual hoy se articulan los municipios a través de matrices de inversión y esfuerzos de planeación, con mezcla de recursos del orden estatal y municipal. 

“La Cruzada Nacional Contra el Hambre ya tiene programas emblema como es el caso de los Comedores Comunitarios, actualmente más de cuatro mil en todo el país; la Tarjeta SINHambre para más de 550 mil familias, a fin de intercambiar en las tiendas Diconsa 15 productos básicos, y la leche Liconsa en beneficio de dos millones de nuevas familias”, concluyó.

41114 2jpg