La política social de nueva generación debe estar vinculada con el crecimiento económico y la generación de empleos, porque el México Incluyente debe ir de la mano del progreso y el crecimiento, afirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, al clausurar las mesas de trabajo del Foro Nacional de Consulta en el Marco del Programa Nacional de Desarrollo Social 2014-2018.

En el encuentro, que reunió a organizaciones de la sociedad civil, expertos, académicos y funcionarios de diversas dependencias federales, la titular de la Sedesol destacó la importancia de coordinar los esfuerzos de las secretarías de Estado y de los tres órdenes de gobierno, para fortalecer una estrategia de concurrencia, con objetivos claros y programas alineados a los indicadores de la pobreza.

En este sentido, destacó que la nueva política social se trabaja desde el territorio, cerca de la gente, para hacer efectivas las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto, y que éstas se conviertan en verdaderos procesos de trasformación y cambio para millones de mexicanos.

En la política social de nueva generación planteada, aseguró la funcionaria federal, se busca trascender el asistencialismo e incorporar la inclusión productiva; “por eso hablamos de democratizar la productividad, porque no se puede pensar en salidas productivas si no construimos desde abajo las posibilidades de incorporación productiva de millones de mexicanos”.

Como parte de ese esfuerzo, Robles Berlanga destacó el enfoque de derechos y la concurrencia que hoy se da a las acciones de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, así como la coordinación intersecretarial e interinstitucional para garantizar a los mexicanos que se encuentren en condiciones de pobreza extrema alimentaria el ejercicio de sus derechos.

“Hoy ya no hablamos de apoyos ni de clientelas, sino de mexicanos con ejercicio pleno de los derechos que consagra la Constitución; de una política social con un enfoque que tiene que ver con la igualdad, con la perspectiva de género, con la incorporación de una agenda de jóvenes o de juventudes, con la visión indígena, con toda una política de derechos en relación a las personas con discapacidad”, enfatizó.

La secretaria de Estado afirmó que la concurrencia resulta fundamental para construir una verdadera política transversal que garantice inclusión, bienestar y prosperidad para los sectores más vulnerables, así como mayor eficacia en el manejo de los recursos del Ramo 33, que ascienden a más de 57 mil millones de pesos.

Dijo que a partir de este año, la Sedesol recupera la rectoría del Fondo de Aportación a la Infraestructura Social (FAIS), para que los recursos destinados a estados y municipios se apliquen en los indicadores con los cuales se miden la pobreza y la desigualdad en el país.

Enfatizó que la política social de nueva generación promueve que programas y presupuestos se alineen a metas y objetivos específicos, por lo que los recursos sociales, incluidos los del Ramo 33, deberán contribuir a hacer efectivos “los derechos a la salud, a la vivienda; a los servicios en la vivienda; a la alimentación, a la seguridad social; a vivir en una sociedad cohesionada, construida desde abajo y con un tejido social sano”.

En el Foro participaron el subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación de la Sedesol, Juan Carlos Lastiri; la representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Nuria Urquía Fernández; el subsecretario de Desarrollo Rural de la Secretaria de Agricultura Ganadería y Pesca (Sagarpa), Arturo Osornio Sánchez; el presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados, José Alejandro Montano Guzmán; el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona, así como la titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), María Angélica Luna Parra.

Asimismo, estuvieron el comisionado Nacional de Protección Social en Salud, Gabriel O'Shea Cuevas; el director del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis), Jesús Eduardo Toledano Landero; el director del Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes), Jorge de Jesús Díez de Sollano; el director del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), Ángel Ramón Islava Tamayo; la abogada General y Comisionada para la Transparencia de la Sedesol, María Evangélica Villalpando Rodríguez, y el director del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), José Manuel Romero Coello.

300114 FORO PRONADES 02jpg
  Descarga esta información en formato PDF