México, D. F., a 19 de septiembre de 2014.- El gobierno de la República piensa en la atención de 53 millones de mexicanos en condiciones de pobreza y en los siete millones que viven en pobreza extrema alimentaria, más que en elecciones, por lo que es falso que se priorice políticamente el establecimiento de los comedores comunitarios en el país, afirmó la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

En su comparecencia ante las Comisiones Unidas de Desarrollo Social, Asuntos Indígenas, Derechos de los Niños y Equidad de Género, en el Salón Legisladores de la Cámara de Diputados, para el análisis del Segundo Informe de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, al responder las ronda de preguntas de los legisladores, la Titular de la Sedesol enfatizó:

“La mejor muestra de ello es el estado de Guerrero, que no gobierna el PRI, donde se han instalado más de 500 comedores comunitarios, tomando como único criterio el de la pobreza”.

Se está poniendo en marcha una política de Estado, no partidaria, “porque estamos hablando de hambre y de pobreza, temas que deben ser preocupación de todos”, agregó la Secretaria Robles Berlanga.

Esos niños, esas mujeres, esos adultos mayores que comen a diario en los comedores comunitarios, han dejado atrás la incertidumbre y han pasado a tener una certeza: que van a comer todos los días, señaló. “Hoy esa población tiene más certezas que incertidumbres”.

Enfatizó que para diciembre de este año se tiene como meta atender a cinco millones de mexicanos a través de la Cruzada Nacional contra el Hambre, con una transparencia absoluta avalada por las Cédulas Únicas de Identificación Socioeconómica (CUIS), que demuestran el cumplimiento de los criterios y las condiciones de vida de los beneficiarios”.

Explicó que la Cruzada Nacional contra el Hambre atiende a 1,012 municipios, pero no se trata solamente de municipios rurales o indígenas, pues se ha visto que la mayoría de la pobreza se concentra en las zonas urbanas y es ahí donde también se está atendiendo, sin descuidar la atención a las poblaciones indígenas.

Muestra de ello es que las guías de los programas sociales se han traducido a lenguas originarias para que todos sepan a qué tienen derecho y puedan exigirlos.

Asimismo, informó que Oportunidades, hoy Prospera, llega a 30 mil localidades a las que nunca se había accedido, además de que se incorporó el derecho de audiencia, para que ninguna mujer pueda ser excluida del programa por cuestiones de índole política.

Todo esto, señaló la Secretaria Robles Berlanga, demuestra que el Gobierno de la República no piensa en elecciones o rentabilidad electoral, sino en garantizar resultados en el combate al hambre y a la pobreza, y por eso el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) va a evaluar los resultados el año que viene.

34314 2jpg