México, D.F. 5 de abril de 2013

Discurso Lic. José Ignacio Ávalos Hernández Cruzada Nacional contra el Hambre Firma del convenio con SEDESOL Piso 17, Secretaría de Desarrollo Social

Señora Secretaria de Desarrollo Social Maestra Rosario Robles Berlanga; Lic. Héctor Hernández Pons, Presidente de Grupo Herdez; Dr. Raúl Medina Mora, Presidente del Patronato del Nacional Monte de Piedad; Lic. Vicente Yañez, Presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, Lic. Alicia Lebrija, Presidenta Ejecutiva de Fundación Televisa; Lic. Marco Antonio Vázquez Cortes, Director General de City Club Grupo Soriana; Dra. Teresa Shamah Levy, Investigadora del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública Dr. Abelardo Avila Curiel, Investigador de la Dirección en Nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán;
Lic. Olga González Santos de Sustentabilidad y Fundación PEPSICO México; Muy queridos Medios de Comunicación que nos acompañan esta mañana.
Tengo muy presente el 1 de Diciembre del año pasado cuando el Presidente Enrique Peña Nieto anunciaba la 4ª decisión de su mandato, cito textual: “Estamos en pleno Siglo XXI. México ha logrado avances en diversos sectores, pero es indignante, es inaceptable que millones de mexicanos padezcan aún de hambre.” decía el Presidente, en ese momento me levanté de mi silla y aplaudí con entusiasmo el arrojo del Presidente por abatir la pobreza y la desigualdad con la que todos crecimos y que desgraciadamente ha persistido e incluso aumentado en nuestro país. Este entusiasmo lo manifestamos en Un Kilo de Ayuda con la publicación de un desplegado el 14 de Diciembre sumándonos institucionalmente a esta Cruzada que el presidente anunciaba y en el que al mismo tiempo hemos señalado las directrices que consideramos el gobierno y la sociedad civil debemos de cuidar. Posteriormente el 23 de Enero cuando la Secretaria Robles y el Presidente lanzaban oficialmente la Cruzada Nacional contra el Hambre, de igual manera manifesté nuestro entusiasmo por hacer de ésta una política pública integral e incluyente que logre romper el círculo intergeneracional de la pobreza con un enfoque, no asistencialista ni clientelista, sino de resultados y en este sentido agradezco enormemente la apertura y bienvenida de nuestras propuestas y comentarios a la Sria. Rosario Robles y a su equipo de trabajo, con quien estamos perfilando una Cruzada de metas concretas y resultados comprobables, como lo planteara también el Presidente Peña Nieto. Debemos de cuidar que esta cruzada nos de resultados niño a niño, persona a persona y no complacernos con el anuncio  falaz de alcances en coberturas y mega presupuestos asignados. Hoy estamos aquí, para hacer efectivo nuestro compromiso y por eso hemos querido invitarlos a todos ustedes a atestiguar este momento. El 23 de Enero le decía yo al Presidente Peña Nieto: “ESTA NO ES SU CRUZADA, ES LA CRUZADA DE TODOS LOS MEXICANOS!” y eso es precisamente a lo que venimos el día de hoy, a apropiarnos todos de la “Cruzada Nacional contra el Hambre” y a través de una gran alianza Público Privada entre el Gobierno, Empresas, Fundaciones y la Sociedad Civil, alcanzar objetivos de desarrollo que nos beneficien a todos: acabar con el hambre y la desnutrición infantil en nuestro país. México tiene todo para alcanzar estas metas, se lo merece y la coyuntura actual es única e histórica, pero el ingrediente más importante había faltado, la voluntad, y eso es lo que hoy dejaremos plasmado en este convenio, la Voluntad y el compromiso desde hoy y hasta que logremos los objetivos planteados conjuntamente. Cuando se unen Gobierno, sociedad civil, empresas y fundaciones no se suman se multiplican, porque se alinean los intereses de todos los sectores hacia un mismo objetivo.
Para Un Kilo de Ayuda han sido 26 años de espera para este momento y no lo vamos a dejar pasar. Agradezco enormemente a nuestros aliados algunos de ellos hoy aquí presentes y a todas aquellas personas que alguna vez han apoyado la causa de la desnutrición infantil a través de Un Kilo de Ayuda, es gracias a ustedes que hoy estamos aquí. A Un Kilo de Ayuda, AL JUZGARLO por su nombre, muchas personas creen que Un Kilo de Ayuda es un programa de despensas siendo que hoy en día vamos mucho más allá, midiendo incluso el nivel de neurodesarrollo de los niños para que alcancen un desarrollo pleno de sus capacidades, no solo físicas sino intelectuales y emocionales; somos mucho más que solo alimento; esperamos que LA CNCH sea igual también algo mucho más que alimento, consideramos que si se ejecuta bien la CNCH, será una política social que alinee un gran número de ONG´s, empresas y programas públicos de la más diversa índole para impactar de manera integral a las comunidades y municipios objetivo, traduciéndose esto en una mejora vertiginosa del bienestar y la calidad de vida de las personas que viven en la mayor marginación de nuestro país, logrando una REAL DIFERENCIA EN EL FORTALECIMIENTO DE SUS CAPACIDADES INDIVIDUALES Y COLECTIVAS. CAPACIDADES FÍSICAS, COGNITIVAS Y PSICOAFECTIVAS.
 Para terminar quisiera comentarles que yo no veo a este como el momento de Un Kilo de Ayuda, ni tampoco como el momento de la SEDESOL, más bien me parece que es el momento de responder a los 7.4 millones de personas que viven en pobreza extrema y carencia alimentaria, es el momento de los 1.4 millones de niños con desnutrición en nuestro país, ellos llevan años esperando y es la hora de responderles, invito a todos los mexicanos, ONG´S empresas, fundaciones, que se sumen a esta Cruzada que Un Kilo de Ayuda estará apoyando permanentemente a través de sus mecanismos de recaudación y operación. El 16 de octubre de 2018, como todos los años, estaremos conmemorando el día mundial de la alimentación, pero ese día tiene que ser muy especial, porque celebraremos que los mexicanos nos pusimos de pie para alcanzar: ¡un México sin Hambre!  ¡Cuando un Niño se Nutre México se Desarrolla!
¡Enhorabuena por la firma de este convenio, que sea el primero de muchos más y muchas gracias a todos!