MÉXICO, D. F., a 9 de febrero de 2015.- PROSPERA, Programa de Inclusión Social, es una institución de vanguardia a nivel mundial, resultado de un proceso de análisis nacional e internacional, que generó un cambio de fondo a la dependencia que opera transferencias monetarias en beneficio de 6.1 millones de familias en el país, que hoy pueden construir sus propias historias de éxito, afirmó la coordinadora nacional de la dependencia, Paula Hernández Olmos.

En conferencia de prensa, la titular de este programa (que forma parte de la política social de nueva generación impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto para garantizar el ejercicio de los derechos sociales de las familias que menos tienen) apuntó que PROSPERA tiene como ejes de operación la inclusión financiera, laboral y productiva, para que las familias puedan generar ingresos propios a partir de un empleo o de iniciar un negocio, logrando romper el ciclo intergeneracional de la pobreza.

Respecto a la inclusión financiera, Hernández Olmos señaló que PROSPERA contempla un programa sustentado en un esquema de crédito barato, ahorro y seguros, los cuales serán otorgados a las titulares beneficiarias a través de la banca de desarrollo.

Explicó que el ahorro se basa en incentivos claros, que generarán rendimientos; además, podrán recibir remesas nacionales e internacionales. “En la promoción de créditos, el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) administrará más préstamos personales que ningún otro banco en México”, subrayó la coordinadora nacional de PROSPERA.

Agregó que las 6.1 millones de titulares también contarán con un seguro de vida por muerte accidental y asistencia funeraria, sin costo adicional.


04615 2jpg

VINCULARÁN A LOS JÓVENES
CON EL SISTEMA DE EMPLEO

En cuanto al componente de inclusión laboral, Paula Hernández dijo que cuando los jóvenes concluyan el bachillerato, podrán ser vinculados al Sistema Nacional de Empleo y al Programa Bécate, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para que puedan incorporarse de forma preferente al mercado laboral.

Asimismo, destacó la importancia del componente de inclusión productiva, cuyo objetivo es lograr el empoderamiento de las mujeres con opciones para trabajar o para iniciar proyectos propios, mediante la articulación de 15 programas productivos de diversas dependencias, que atienden de manera prioritaria al padrón de PROSPERA, para incorporarlas a las actividades generadoras de ingreso del país.

Como parte de esas alternativas, Hernández Olmos mencionó los programas de Opciones Productivas; de Apoyo a Jóvenes para la Productividad de Futuras Empresas, y el Fondo para el Apoyo a Proyectos Productivos en Núcleos Agrarios.

También describió que actualmente se llevan a cabo proyectos estratégicos orientados a la productividad, como los de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), denominado “Territorios Productivos”, así como el de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Puebla, denominado “Complejo Productivo Binacional”, diseñado bajo la metodología de innovación para el desarrollo equitativo.

CULTIVO DE STEVIA EN LOS TUXTLAS,
VERACRUZ, UN CASO DE ÉXITO

Paula Hernández Olmos enfatizó la estrategia productiva “Cultivo de la planta stevia”, en la región de los Tuxtlas, Veracruz, la cual incorporará a más de cuatro mil familias que lograrán salir de sus condiciones de pobreza a partir de su propio esfuerzo y trabajo.

Como parte del fortalecimiento de PROSPERA, la coordinadora nacional del Programa de Inclusión Social mencionó que también significa mejor salud, educación y alimentación, ya que se incrementaron de 13 a 27 las intervenciones médicas y se generalizó, a nivel nacional, una nueva Estrategia Integral de Atención a la Nutrición (EsIAN), que “incluye equipamiento de las unidades médicas para medir peso y talla; nuevos suplementos alimenticios y un programa de comunicación y orientación nutricional; adicionalmente también se incorporan acciones destinadas a contribuir a la prevención del embarazo adolescente.

Por otra parte, Hernández Olmos afirmó que 300 mil jóvenes beneficiarios que concluyen cada año su educación media superior pueden continuar su educación superior, con una beca de manutención, vinculada a la SEP, garantizando que todo joven PROSPERA que esté inscrito en una escuela de educación superior pública reciba este apoyo .

Por lo que se refiere al trabajo coordinado entre distintas dependencias gubernamentales que forman parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, Hernández Olmos destacó que con la coordinación nacional de PROSPERA se creó la Tarjeta de Apoyo Alimentario, denominada “Tarjeta SinHambre”, con la cual las familias en situación de pobreza alimentaria pueden adquirir en tiendas Diconsa 15 diferentes productos con alto valor nutricional.

731 MIL FAMILIAS CON LA
TARJETA SINHAMBRE

“Actualmente, 731 mil familias reciben apoyos de la Tarjeta SinHambre, lo que se traduce en 2.8 millones de beneficiarios”, expresó Hernández Olmos en el encuentro con representantes de medios de comunicación.

“Con todos estos componentes, la coordinación nacional de PROSPERA despliega una amplia gama de opciones, encaminadas a que las titulares, los jóvenes becarios, las niñas y los niños, puedan alcanzar su máximo potencial”, concluyó Paula Hernández Olmos.

PROSPERA, Programa de Inclusión Social y el Programa de Apoyo Alimentario trabajan bajo reglas de operación para lograr la aplicación eficiente, eficaz y transparente de los recursos públicos que se destinan en beneficio de las familias que menos tienen.


04615 3jpg