Pregunta: Es la presentación oficial, digámoslo así, del INAES como parte ya de la Secretaría de Desarrollo Social. ¿Esto qué va a significar para todos los productores y para los proyectos productivos en las diferentes regiones?

Narcedalia Ramírez Pineda: Primero que nada, permítanme celebrar que sea en el estado de Oaxaca cuando, de manera oficial, de manera formal, empecemos la agenda de trabajo con el señor secretario de Desarrollo Social.

Este encuentro de la economía social con el mundo de desarrollo social, en el cual recibimos con gran beneplácito puesto que a partir de ahora el Instituto Nacional de la Economía Social, no tan sólo tendrá la posibilidad de trabajar con personas que han decidido organizarse para incidir en alguna acción productiva, sino que ahora tenemos la encomienda, y adicional la convicción, para poder servir a la población que se encuentra por debajo de la Línea de Bienestar.

Es decir, estar preparados, hacer un frente común para aquella población que esté en el mundo de los apoyos de Prospera que pueda transitar hacia los beneficios ahora de una acción productiva y empezar a incidir para emprender un negocio.

Pregunta: ¿Con qué proyectos arrancan, cómo y con qué presupuesto?

Narcedalia Ramírez Pineda: Pues mire, el 2016 tenemos presupuestado 2 mil 400 millones que nos permitirán atender a población organizada de todo el país. Por supuesto que nuestra prioridad será, como además ya lo ha indicado el señor secretario Meade, atender a la población de los jóvenes, de las mujeres, de los grupos indígenas que tengan una iniciativa productiva y que nos permita detonar el desarrollo de muchas comunidades.

Tenemos nosotros la posibilidad de atender diversas actividades productivas que vayan generando empleo, ingresos y en muchos de los casos pues el arraigo a las comunidades que tanto se necesita.

Pregunta: ¿Este cambio, por ejemplo, significará que habrá menos trámites, ayudará en esa parte?, y dos ¿cuántos proyectos productivos tiene?

Narcedalia Ramírez Pineda: Mire, en realidad lo que en el INAES estamos apostando es para la profesionalización. Queremos, más allá de entregar algún subsidio, beneficiar algún momento de sueño productivo a la gente. Lo que queremos es generar estos empresarios que necesita nuestro país, que estén en el mundo de la economía social para que los proyectos productivos no sean de dos, tres años sino que tengan todos los años posibles de vida.

Por eso, quienes gestionen los proyectos, quienes integren esta propuesta para darles asistencia técnica y llevarlos a cabo tiene que ser gente que esté preparada, certificada y que, sobre todo, se comprometa también para el seguimiento del destino de los proyectos para estos grupos.

De ahí que las reglas de operación siguen siendo, por supuesto, rigurosas, pero con la sensibilidad que significa atender a la población que más necesita de la solidaridad del Estado.

Pregunta: ¿Cuáles son los principales cambios de este estatus? Es decir, ¿en qué beneficia ahora que ahora dependan de Sedesol?

Narcedalia Ramírez Pineda: Con contundencia, que beneficiaremos a más población que necesita de la atención del gobierno, pero sobre todo la instrucción del presidente Peña Nieto es que lleguemos a las familias más pobres pero reiterando que no otorgar un subsidio por otorgar un subsidio, sino conduciéndolos a partir de la incubación, de la capacitación para empezar a emprender una acción productiva y que nos ayudemos entre todos a insertarlos al mercado con lo que signifique esto, la competencia, la innovación, la calidad y es ahí en donde es el gran reto del INAES a partir de esta nueva etapa.

Pregunta: ¿En qué consiste esa capacitación?

Narcedalia Ramírez Pineda: La capacitación consiste en, justamente, enseñarle a la gente a que se organice, a que conozca sus derechos, sus obligaciones, a que sepa el por qué es importante prepararse para salir al mercado y no tan sólo producir por producir.

De ahí que sea un reto no incidir en cualquier actividad productiva tan sólo porque la gente lo desee, sino además de la necesidad que pueda tener una orientación contundente que sea lo que el mercado también esté pidiendo para que le podamos servir mejor.

Pregunta: ¿Un ejemplo de ello que nos pudiera dar?

Narcedalia Ramírez Pineda: Como lo que visitaremos el día de hoy. Incidir en cadenas productivas, producción de café, por ejemplo, que es el sector primario. Sin embargo, así como el primario, el secundario, el terciario es en donde el INAES está incidiendo en proyectos artesanales, proyectos ecoturísticos, proyectos que simplemente potencien la iniciativa, la habilidad, la creatividad de la gente de las zonas rurales, semiurbanas y urbanas del país.

Pregunta: ¿Dará una cifra de cuánto estamos hablando, de cuántos se concretan?

Narcedalia Ramírez Pineda: Miren, en realidad permítanme socializar con ustedes que del 2013 al 2015 el INAES ha apoyado más de 15 mil proyectos y no quisiéramos hablar de cifras en el cual pues vaya a enriquecer simplemente las metas de un programa gubernamental.

Queremos seguir apostando para aquellos proyectos que inciden verdaderamente al desarrollo de las regiones, como además ahora tenemos la instrucción con contundencia de que sean esos proyectos, los estratégicos, los que vayan beneficiando a más familias, más comunidades, pero sobre todo que se aproveche la vocación productiva.

Pregunta: ¿Pero tienen alguna meta en número de proyectos?

Narcedalia Ramírez Pineda: No nos vamos ni por metas de proyectos ni por año, sino por la calidad de proyectos y tipo de proyectos.

Pregunta: ¿Romperían una cadena asistencialista, se puede decir, de desarrollo?

Narcedalia Ramírez Pineda: Eso es exactamente lo que quisiéramos romper, no asistencialismo en ninguna de las acciones, el subsidio que otorgamos es un subsidio hacia un fondo productivo. Queremos que la gente recupere, se capitalice y que ese recurso se reinvierta para el mismo proyecto que se vaya a detonar.

Puedo decirle que podemos hablar de dos mil, tres mil proyectos al año pero sería ahorita muy irresponsable de hablar de alguna cantidad cuando a lo mejor en el tiempo podemos lograr más con alianzas, con mezclas de recursos, con la participación de la iniciativa privada, de otros programas de gobierno, de la misma academia y podemos lograr más apoyos.

Pero insistiendo que más allá de la cantidad es la calidad, que es lo que queremos dejar como un precedente en esta historia.

Pregunta: ¿El presupuesto justo en Oaxaca cuál sería?

Narcedalia Ramírez Pineda: Es exactamente, permítanme reiterarles que de 2 mil 400 millones para todo el país y serán los mejores proyectos que se presenten de las diferentes delegaciones lo que hará donde apostemos.

Existen estados prioritarios. Oaxaca es uno de ellos al igual que Guerrero, Michoacán, Chiapas, que atendemos la instrucción presidencial de concentrar nuestra estrategia para que detonemos las mejores acciones convocando a la población organizada hacia ello, pero tenemos también que ser sensibles con que muchas zonas del país también están requiriendo de nuestra participación.

Por ello tenemos que ser muy contundentes en evaluar las mejores propuestas para que lleguen a quien más lo necesita.

Pregunta: ¿Quién da la capacitación y cuánto dura?

Narcedalia Ramírez Pineda: Lo que nosotros pretendemos es hacer alianzas, convenios, con universidades, con empresas que son de quienes nos han apoyado y también con otros programas del gobierno federal para que otorguemos capacitación, asistencia técnica a los grupos que se han estado organizando y que en el transcurso del tiempo siguen haciendo su mejor esfuerzo para que los proyectos productivos se hagan realidad.

Pregunta: ¿En Oaxaca con cuántos están arrancando?

Narcedalia Ramírez Pineda: Pues mire, tenemos una primer convocatoria ya para esta primer quincena. Tenemos más de 300 proyectos que ya están en este universo y el cual todos pretendemos de que vayan a detonar en proyectos de cadenas de valor, proyectos estratégicos sin olvidar aquellos apoyos que también requieren comunidades alejadas y que hay que acompañarlos en el transcurso de esta historia productiva para irlos justamente encadenarlos en esta dinámica.

Pregunta: ¿En cuántos municipios?

Narcedalia Ramírez Pineda: Estamos en todo el país ya. El INAES no excluye a ninguno, por supuesto. Permítanme subrayar que hemos dado prioridad a comunidades indígenas, rurales, al sector primario, a las mujeres, a los jóvenes, estamos apoyando el tema de prevención del delito y bueno, pues ahora, como ustedes lo saben, ya no tan sólo estamos en los municipios que trabajábamos anteriormente con los de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, sino la instrucción es llegar a todos los rincones posibles del país que estén interesados en incidir en la parte productiva.

Pregunta: ¿La convocatoria estará abierta lo largo del año y cuáles serían los requisitos si alguien tiene un proyecto productivo para inscribirse?

Narcedalia Ramírez Pineda: Tenemos varias convocatorias que se abrirán en el transcurso del año. En esta primer quincena importante socializar con ustedes que estaremos cubriendo los apoyos que quedaron pendientes en el último periodo de diciembre de 2015 y a partir de la última semana de enero estaremos abriendo una convocatoria para proyectos Prospera, para proyectos estratégicos, para proyectos organizaciones sociales, para proyectos territorios productivos, para capacitación.

Son una serie de convocatorias en el cual las reglas de operación procuramos que salgan en tiempo y forma en la página oficial del INAES y en el que con contundencia siempre será muy importante tener la claridad de que a partir de la organización de un proyecto productivo haremos una revisión técnica, financiera y de campo para que los mexicanos puedan tener este subsidio a quien más lo necesita.

Pregunta: ¿Pero algunos requisitos que tengan? ¿Qué trámites? ¿Las diferencias con el año pasado, con las reglas de operación del año pasado?

Narcedalia Ramírez Pineda: Pues mire, en realidad los trámites en general es contar con un grupo organizado, en una primera etapa puede ser un grupo que no esté formalmente constituido, el INAES puede apoyar con recursos para que se constituyan formalmente en alguna figura asociativa y, bueno, documentos que avalen la personalidad de quienes integran el grupo.

Evidentemente, en esa lectura se denota quién sí tiene la necesidad de recibir un subsidio como estos, contar con un proyecto productivo, documentación que avale lo que ellos están solicitando, en este caso permisos para llevar a cabo su proyecto y la diferencia con el año pasado es, simplemente, que estamos llegando a población que está necesitando mucho más del apoyo de esos subsidios, población que, insisto, está por debajo de la Línea de Bienestar, pero que en este inter estará contando con un acompañamiento mucho más cercano para el tema de la incubación, que significa prepararlos para transitar hacia un proyecto productivo.

Pregunta: ¿Qué requisitos deben cumplir los capacitadores, las instituciones o empresas?

Narcedalia Ramírez Pineda: Mire, son personas certificadas por instancias a las quienes les hemos estado trabajando con ellas, como FIDA, Conocer, Inca Rural, quienes tienen que presentar una serie de exámenes tanto en esas instancias como en el mismo INAES para saber si conocen las reglas de operación, el mundo de la economía social y de manera transparente que pasen esos exámenes, se certifican y en la página oficial del INAES está el listado de los técnicos para que cualquier persona, cualquier grupo que quiera acceder ahí y sepan a quién consultar para hacer su proyecto puedan acudir a esta página y ahí, de manera ahora sí aleatoria, escoger quién pueda elaborar esto y acompañarlos en este destino.

Pregunta: En el caso de los estados que van a registrar procesos electorales este año, ¿cómo se va a aplicar este programa, es decir, se suspende, se blinda, cómo es el mecanismo?

Narcedalia Ramírez Pineda: Sí, mire, justamente por eso estamos apurados en el tema de convocatorias porque a la mitad de febrero estaremos dándole justamente un cierre parcial al tema de convocatorias respetando la veda electoral.

Pasando ello, a partir de junio, una vez que sucedan las elecciones, volveremos a abrir convocatorias para los estados que entraron en este proceso electoral.

Pregunta: ¿Con estos proyectos en qué tiempo se estaría viendo algún tipo de cambio en este tipo de comunidades?

Narcedalia Ramírez Pineda: Bueno, mire, la naturaleza de los proyectos tienen que pasar por todo un proceso para empezar. Como ustedes lo saben, primero convocar a la organización, que la gente esté convencida de la actividad que tiene que llevar a cabo y luego, concursar en una convocatoria pues nos lleva un tiempo promedio de 30, 60 días en lo que un INAES puede empezar a dispersar los recursos.

A partir de ahí la naturaleza del proyecto tiene que por lo menos suceder seis meses, un año para que esto empiece a suceder y bueno, en realidad tenemos que darnos el beneficio de la duda para que a los dos, tres años, tiempo promedio de acuerdo a las actividades productivas, empecemos a ver cómo se van generando estas utilidades para ya decir que la gente pueda empezar a generar estos beneficios en torno a proyectos productivos.

Pregunta: ¿En Oaxaca cuántos municipios son?

Narcedalia Ramírez Pineda: Estamos en los 570 municipios y además, eso estamos dándole prioridad, como lo he reiterado, al sector primario. Ahorita en esta visita que hagamos con el señor secretario estaremos visitando un proyecto para la producción de café en el que están involucrados mucho más de 100 productores y en el que en el transcurso de estos años los hemos estado acompañando justamente para la adquisición de plántula, renovación de la misma, tenemos el problema de la roya y si bien es cierto, es un tema en el que directamente estará incidiendo Sagarpa, el INAES no quiere perder de vista que es una actividad productiva importante para la vocación aquí en el estado de Oaxaca y estamos participando con contundencia para ello.

Y así como ello otras actividades que involucren el amaranto, jamaica, miel, pecuarios, en fin, todas las ramas productivas porque lo que queremos es, justamente, no imponer ideas de proyectos sino que sea lo que a la gente le nazca, la gente tenga como necesidad, pero sobre todo que vislumbre que hay mercado para esos productos.

Muchas gracias a todos. Gracias por acompañarnos.



San Francisco Lachigoló, Oaxaca, 19 de enero de 2016