Pregunta: Buenos días, ¿cuál fue la experiencia de haber dormido en un albergue? ¿Sí esperaba que las condiciones estuvieran así para el resto de los jornaleros?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Yo creo que hay claramente áreas de oportunidad. Estamos contentos hoy de poder entregar este nuevo anexo en condiciones mucho más dignas, en condiciones mucho más cercanas a las que nos gustaría fueran realidad en todos los albergues.

Tenemos 118 en el país, estamos involucrados en otros 865, y yo creo que la recomendación que se nos hiciera es oportuna, nos abre un área de oportunidad para, de manera preventiva, implementar la recomendación en todos nuestros albergues.

Claramente hay espacios de mejora, estamos contentos hoy en esta entrega porque se va a materializar esa mejora y vamos a trabajar en el resto para generar ahí también las condiciones de dignidad.

La condición específica del jornalero se hace difícil no solamente por el trabajo arduo que realiza en el campo, sino porque lo hace fuera de casa. Y eso implica retos mucho mayores a los que se enfrenta cuando está viviendo en su propio espacio, en su propia geografía, y nos obliga a trabajar más fuerte para superarlos.

Pregunta: ¿Qué clase de políticas se van a tomar, sobre las reglas de operación o la política? 

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: La fundamental que se nos hizo, en términos de recomendación para efectos de las reglas, es que creemos en todos los casos una instancia de diálogo con los jornaleros en el albergue.

Aquí ya se creó, la preside Salvador López, con quien platicamos ayer. Y todas las instancias y albergues habrán de tener de aquí en adelante este comité ciudadano con quien podamos dialogar, como responsables del albergue, para fijar acuerdos y para acordar agendas de trabajo en cada uno de ellos.

Además se nos aconsejó, y también vamos a hacer, el definir en todos los casos responsabilidades. Los albergues, todos, suman esfuerzos de empresas, en ocasiones de los jornaleros, de los diferentes niveles de gobierno. Y lo que es importante es que esas voluntades que se coordinan para hacer el albergue no impliquen falta de responsabilidad.

Entonces, en todos los casos vamos a definir quién es responsable de la conservación, quién del mantenimiento, quién de la operación, para que siempre se puedan rendir cuentas cuando algo en el albergue falle.

Pregunta: Señor, una de las recomendaciones de la Comisión fue también resarcir el daño a la familia, ¿qué pasó con esa situación?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Tiene dos niveles ese resarcimiento: uno de ellos que ya se está dando y que tomará tiempo, es el resarcimiento en materia de becas de acompañamiento permanente para los hermanos y hermanas; y además el apoyo en atención psicológica a las familias.

En las dos vertientes se está trabajando y esas son las dos únicas recomendaciones que, en materia de este albergue, no se agotan con el año. En esas habremos de seguir trabajando tanto tiempo cuanto sea necesario.

Pregunta: Señor, ¿en el caso de la familia de la niña que se ahogó?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Con ellos estamos trabajando en estas dos vertientes, en la vertiente educativa y en la vertiente de atención psicológica.

Pregunta: ¿Hoy existen condiciones para que no vuelva a ocurrir un hecho como este?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: En el caso particular de este albergue sí, y en el caso particular de los demás habremos de revisarlos en términos de su estadía física, en términos de las instalaciones y en términos de sus capacidades. Pero en términos normativos habremos en todos los casos de definir  responsabilidades y de definir espacios de diálogo con los propios jornaleros.

Pregunta: Señor secretario, al menos en este albergue ¿qué medidas de seguridad se tomaron, como tal, para evitar que vuelva a pasar?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: De entrada se reconstruyó, se rehabilitó este nuevo anexo que tiene todas las condiciones. Y en el de allá se hicieron algunas rehabilitaciones de mantenimiento y se cerró el aljibe.

El aljibe, como ustedes pudieron ver, pues hoy ya tiene tapa y condiciones adecuadas. En esa oportunidad, hace un año y medio, estaba al descubierto y eso propició el accidente.

 

Pregunta: ¿Cuáles son los principales problemas que tienen los jornaleros? ¿En este diálogo qué le comentaron?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Lo tienen en diferentes niveles, por ejemplo el vivir lejos de su casa implica en muchas ocasiones que no tienen acceso a sus documentos, y para poder hacer trámites frente al municipio o frente a propios programas de la Sedesol, el no tener acceso a su acta de nacimiento es un problema.

Hay que buscar la manera de darles acceso a los documentos de forma remota para poder acceder a muchos programas. Incluso en algunos programas de la Sedesol se les pide comprobante de domicilio, casi por construcción el jornalero agrícola no puede acreditar en la localidad el domicilio porque vive en el albergue, y el albergue no funge como domicilio.

Entonces el corregir esos elementos en la burocracia, hasta el mejor acceso de agua, el mejor acceso de uso de instalaciones, mejores instalaciones, pues hacen diferencia.

Yo creo que esta instancia de diálogo que se nos propició, y ésta mejor delimitación de responsabilidades, van a permitir que cada nivel de gobierno cumpla mejor con la responsabilidad que tienen y que los diagnósticos que tengamos reflejen de mejor manera el sentir de los jornaleros.

Pregunta: Este es el inicio pero, ¿cuánto van a invertir en rehabilitar todos los albergues federales?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Son 118 albergues federales del Programa Jornaleros, en el caso de este albergue implicó una inversión, para efectos de su rehabilitación, cercana al millón de pesos. Pero habremos de hacer un diagnóstico por cada albergue para ver qué necesitamos hacer para rehabilitarlo, además de las modificaciones normativas que nos pidieron para definir responsables y espacios de diálogo.

Tendremos para esos efectos el año que entra poco más de 310 millones de pesos.

Pregunta: Oiga, sobre el aspecto de vivienda digna que plantea la recomendación de la CNDH, ¿esto cómo se va a garantizar? Porque vemos que vive una familia hasta de siete personas en un cuarto de casi cuatro por cuatro.

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Y claramente eso implica, como decía yo en la mañana, si nosotros queremos en el espacio de residencia que la vivienda sea digna y que tenga servicios debemos de pedir lo mismo en los albergues.

En el caso ya del anexo pues se cumple con todas esas condiciones, en el caso del albergue tenemos que revisarlo para que cuando se esté usando este albergue nuevo, pues nos permita hacer las adecuaciones que tenemos que hacer en el viejo.

Y esta instancia de gobernanza pues nos permitirá mejores elementos de control para evitar, entre otros, el hacinamiento.

Pregunta: Secretario, vemos muchos niños y una parte de la recomendación era también esta situación por la que se ahogó esta niña, vemos 70 niños. ¿Qué se va a hacer con tantos?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Aquí hay diferentes espacios de atención y queremos tratar de resolverlos de manera integral. Y la atención para los niños dependerá fundamentalmente de la edad.

Lo que estamos haciendo aquí y lo que vemos en este albergue, y lo que vimos también por ejemplo en el de San Luis en la zona de El Naranjo, es que tenemos que acompañar al albergue de estancias infantiles, procurar cercanía con guarderías y con escuelas.

En el caso de “no hay escuelas cerca” este no es el caso en el albergue de Yurécuaro. Aquí sí hay escuelas cerca, y en el diálogo con los niños ayer pudimos acreditar que todos ellos prácticamente están en la estancia o en la escuela. Habrá que procurar que en la propia instalación del albergue se puedan impartir clases. Ese fue el caso por ejemplo del albergue de El Naranjo en San Luis.

Este no es el caso, a pesar de que sí se construyó un aula porque aquí sí hay acceso a escuela primaria y secundaria. Y ayer con gusto vimos que todos los niños, con los que tuvimos posibilidad de platicar estaban no solamente en la primaria y secundaria, sino además sacando buenas calificaciones.

Muchas gracias.