Viernes, 05 de septiembre de 2014
CONDUCTOR: GUADALUPE JUÁREZ HERNÁNDEZ
GENERO: ENTREVISTA
PROGRAMA: LA RED (MATUTINO)
CADENA: GRUPO RADIO CENTRO
APARICIÓN: 07:16:56
DURACIÓN: 00:10:35
FRECUENCIA: 88.1 FM
Rosario Robles: Programa Prospera 
Sergio Sarmiento (SS), conductor: Ayer en Ecatepec el Presidente de la República y la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, presentaron el programa Prospera, ese programa reemplaza al programa Oportunidades.
En la línea telefónica Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social del Gobierno de la República. Señora secretaria, buenos días, gracias por tomar nuestra llamada.
Rosario Robles (RR), secretaria de Desarrollo Social: Buenos días Sergio, Lupita, me da mucho gusto saludarte.  
SS: Hemos visto que los programas de combate a la pobreza han cambiado de nombre, de Solidaridad pasamos a Progresa, de Progresa a Oportunidades, ahora vemos Prospera.
¿Cuál es la diferencia? Me imagino que no se trata de un simple cambio de nombre esta creación de Prospera. 
RR: Así es, precisamente, en el marco de la política social de nueva generación que nos instruyó el presidente Enrique Peña Nieto hicimos un rediseño -que nos llevó bastante tiempo- del programa, porque además de fortalecer sus componentes básicos, desde salud, educación, alimentación, se le incorporan aspectos muy nuevos, muy novedosos, que hacen que el programa se vaya a una lógica productiva, una lógica de salida, una lógica en el que haya un mayor nivel educativo para los jóvenes que participan becados por este programa. 
Y que lo importante y la visión que hay es, precisamente, que las familias quieran estar mejor, quieran prosperar, quieran complementar su ingreso a través de otro tipo de actividades y realmente dejar atrás la pobreza.
Guadalupe Juárez Hernández (GJH), conductora: Rosario, ¿cómo se van a instrumentar? Nos hablan de nuevas herramientas, de apoyos adicionales, incluso también de tema de ahorro y de inclusión financiera.
RR: Así es, se está… Todo esto, muchos de estos cambios son gracias a las reformas que se pusieron en marcha.
Por ejemplo, la reforma financiera permite, a partir del fortalecimiento de la banca de desarrollo, en este caso de Bansefi, que los seis millones de familias o de beneficiarias, que en su mayoría son mujeres, puedan tener acceso a una línea de crédito, estén… Se fomente en ellas la capacidad de ahorro y también de manera inmediata y automática quedan aseguradas para muerte accidental y apoyadas con gastos funerarios.
Entonces aquí estamos hablando de que estas mujeres de los estratos más pobres de la población, que solamente tienen acceso a la usura, al agiotismo, podrán contar con un crédito a tasas muy, muy cómodas, de menos del 10 por ciento, del 9.9 anual y plazos muy favorables, plazos de 18 meses para que puedan ellas ir pagando su crédito.
Entonces estamos hablando de un esfuerzo de inclusión financiera realmente único en América Latina y que va a permitir que a lo largo de dos años, que es el promedio que nos hemos estado planteando, todas estas mujeres cuenten con servicios financieros que ahora no tienen, de las que han sido excluidas y que van a poder tener a la mano.
SS: Rosario, hace algunos meses en el 2013, si no mal recuerdo, de hecho, por aquí tengo la fecha, en octubre de 2013, decías en una comparecencia ante el Congreso: “En los últimos 30 años los niveles de pobreza no han cambiado, la pobreza es casi la misma. ¿Qué se tiene que hacer para realmente reducir realmente la pobreza en México? Las tasas de crecimiento del país no son suficientes para que la mitad de los mexicanos tengan un empleo e ingreso dignos". 
¿Sigue siendo esto correcto? ¿No son suficientes los programas sociales para reducir la pobreza? 
RR: Absolutamente, por eso es que nos lo planteamos y lo volvió a plantear ayer el presidente Enrique Peña Nieto, aquí tenemos que trabajar sobre dos vías, por un lado, la economía y ahí la gran apuesta de las reformas, estas reformas transformadoras que sientan las bases para que haya un mayor crecimiento en el país, para que haya generación de empleos y una mejor distribución de la riqueza. 
La mejor manera de combatir la pobreza es que haya mayores tasas de crecimiento. Este es un punto de partida fundamental y estamos todos confiados y seguros de que en el mediano plazo estas tasas de crecimiento van a permitir una mejoría en estos indicadores de pobreza que no han disminuido en los últimos años.
Y por otro lado, el rediseño de la política social, nosotros vemos cómo han crecido los recursos destinados a los programas de transferencias monetarias y vemos que no han logrado este objetivo de romper el círculo intergeneracional de la pobreza, pues nos planteamos la duda y dijimos: "Tenemos que ir a un esquema diferente recogiendo lo bueno y positivo", que lo hay y que hay que reconocerlo, pero al mismo tiempo subiendo un escalón en estos programas que permita, primero, que esos niños y esas niñas, a los que becas en primaria, en secundaria, en bachillerato, tengan un menú de opciones que les permitan realmente o mejorar su nivel educativo, y por eso tendrán becas también para estudiar una carrera, o una carrera técnica superior, o incorporarse al empleo y a la formalidad a través del Servicio Nacional de Empleo o ser becados para capacitarse en el trabajo, o emprender un pequeño negocio, o participar en una empresa social.
Todo esto implica un nuevo diseño y un vínculo con secretarías como Economía, como Sagarpa, como la propia Secretaría del Trabajo, que antes no participaban en el programa Oportunidades y que ahora en Prospera son parte fundamental de esta concepción de salida productiva.
GJH: ¿Cómo va creciendo el padrón? ¿Cómo se busca a las personas? ¿Cómo se les integra? 
RR: A partir de los criterios que establece el propio Coneval y que nos da INEGI en las zonas en donde se considera que hay familias que tienen, que están por debajo de la línea de bienestar, ahí se hacen barridos y se encuentran estas familias que califican, precisamente, para participar en estos programas de transferencia.
SS: ¿Tú crees, Rosario, que realmente estos nuevos programas, estas adiciones a lo que fue Oportunidades sí van a lograr lo que no logran los programas para combatir la pobreza en los últimos 30 años, que es reducir la pobreza? 
RR: Pues por lo menos van a permitir que las familias que al mismo tiempo, porque antes ¿cuál es la diferencia conceptual del fondo y cultural en este nuevo esquema, Sergio? Que creo que es muy importante decirlo, en el esquema de Oportunidades como cualquier mejoría implicaba que se le quitara el programa a la familia, pues la lógica era entre peor esté mejor, porque así tendrá acceso al programa, quien pague un piso firme, que no se mejore la economía familiar, que no haya un mejor ingreso porque pierdo mi Oportunidades.
Ahora lo que estamos diciendo a la familia es que Prospera va a mantenerse, va a seguir recibiendo esta transferencia monetaria al mismo tiempo que se complementa con otros programas para que la familia mejore, para que la familia tenga un mejor ingreso y va a mantenerse mientras se accede a un proyecto productivo, si pone en marcha un pequeño negocio, éste pone a producir su tierra, esto sea sustentable y garantía de que la familia va a poderse mantener fundamentalmente a partir de esos esquemas que es de trabajo y de generación de su propio ingreso.
Pero mientras tanto la plataforma, el sostén va hacer la transferencia monetaria, el programa Prospera, no se les ve quitar, sino al contrario, se les va a dejar hasta que esto verdaderamente sea sostenible, hasta que el proyecto a partir del cual están desenvolviéndose tenga capacidad de sostenerse en el tiempo. 
Entonces todos estos esquemas, más el del acceso al crédito, más el que los jóvenes a los que les invertíamos 12 años y ahí se quedaban y nadie sabía qué pasaba de ellos y seguían igualmente pobres, con mayores capacidades, con mayor nivel educativo, o mejor salud, pero sin que el programa se planteara una preocupación sobre estos jóvenes, la gran apuesta son estos 250 mil jóvenes que cada año se dedican en bachillerato y que ahora van a poder tener una beca para continuar sus estudios o tener una opción de incorporarse al empleo, o a un proyecto productivo que les permita tener un ingreso y ahí sí estar mejor que sus padres.
SS: Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social, gracias por esta conversación.
RR: Al contrario, muy buenos días. Muchísimas gracias. 
GJH: Gracias, buen día.
SS: Bueno, de la que no hay duda es de lo que yo señalaba anteriormente, que lo publicaba yo el año pasado, precisamente, en octubre del 2013, el gasto gubernamental para combatir la pobreza se multiplicó 20 veces, pasó de 15 mil 800 millones de pesos en 1994 a 310 mil millones de pesos en 2012, casi 20 veces subió y, sin embargo, la pobreza no disminuyó nada.