Se trata de una herramienta diseñada específicamente para medir el impacto que ha tenido la estrategia integral en sus beneficiarios.
 

Permitirá realizar ajustes inmediatos de la CNCH.

MÉXICO, D.F., A 21 DE AGOSTO DE 2015.- El pasado lunes 17 de agosto de 2015 el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó los resultados de la Encuesta Panel para el Monitoreo de Indicadores de la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNCH), elaborada a solicitud expresa de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

El objetivo es contar con información estadística precisa y actualizada sobre cada uno de los seis indicadores de carencias sociales. Para ello, tomó una muestra de 7 mil 616 hogares, representativa de un total de 207 mil 578 en los 400 municipios atendidos en la primera etapa de la Cruzada. El periodo de levantamiento abarcó de enero de 2013 a junio de 2014.

Se trata de una herramienta diseñada específicamente para medir el impacto que ha tenido la Cruzada en sus beneficiarios durante los primeros 15 meses de su implementación, lo que permitirá ajustar inmediatamente la estrategia de intervención.

Los datos obtenidos muestran que, de enero 2013 a junio 2014 se redujo el porcentaje de personas que padecen cada una de las siguientes seis carencias:

  1. Rezago educativo.
  2. Carencia por acceso a los servicios de salud.
  3. Carencia por acceso a la seguridad social.
  4. Carencia por calidad de espacios en la vivienda.
  5. Carencia por servicios básicos en la vivienda.
  6. Carencia por acceso a la alimentación.

En el ejercicio muestra que existen menos personas con cada una de estas carencias. Sin embargo, resalta la notable mejoría en el acceso a los servicios de salud y la reducción de carencia por el acceso a la alimentación.

En el primer caso, la carencia de acceso a servicios de salud disminuyó en 73 por ciento, es decir, tres de cada cuatro personas que en 2013 carecían de acceso a servicios de salud ya lo tienen en 2015.

La carencia por acceso a la alimentación se redujo en 57 por ciento. Hoy, tres de cada cinco personas que en 2013 padecían hambre ya comen por lo menos una vez al día en 2015.

Es en este punto donde la Cruzada Nacional Contra el Hambre, los comedores comunitarios, la tarjeta SIN Hambre, los huertos familiares y la ampliación en la cobertura de Diconsa y Liconsa, entre otros programas, han tenido impacto y hacen la diferencia.

La Encuesta Panel confirma que los más beneficiados son las niñas y los niños menores de 17 años, las mujeres y los adultos mayores.

En un segundo estudio elaborado por el Coneval –para el que escogió cinco municipios-, comparó los niveles de pobreza, carencias sociales e ingresos entre 2010 y 2014, con el fin de contar con una herramienta más completa que analice el impacto de la Cruzada en los indicadores de carencias sociales a nivel municipal.

Dichos municipios fueron Zinacantán, Chiapas; Guachochi, Chihuahua; Mártir de Cuilapan, Guerrero; San Felipe del Progreso, Estado de México; y Tehuacán, Puebla.Cuatro son predominantemente rurales y más del 60 por ciento de su población es indígena, con excepción de Tehuacán, en donde 95 por ciento es urbana).

Las carencias de acceso a los servicios de salud y de acceso a la calidad y espacios en la vivienda disminuyeron para los habitantes de los cinco municipios, mientras las demás carencias disminuyeron en cuatro. El rezago educativo se mantuvo en Guachochi, la carencia por servicios básicos en la vivienda se mantuvo en Mártir de Cuilapan, la carencia por acceso a la seguridad social se mantuvo en San Felipe del Progreso y la carencia por acceso a la alimentación se mantuvo en Tehuacán.

De acuerdo con el comparativo de los cinco municipios seleccionados por el Coneval, el porcentaje de la población en condición de pobreza extrema y con carencia de acceso a la alimentación disminuyó en ellos, lo que habla del impacto favorable de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Es importante destacar que mientras que la Medición Multidimensional de la Pobreza, presentada en julio pasado, muestra una fotografía de cada entidad federativa en el periodo 2012-2014, la Encuesta Panel muestra el cambio específico de la situación de las familias en condición de pobreza extrema alimentaria durante la implementación inicial de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Además, la Encuesta Panel es representativa de los 400 municipios de la primera etapa de la Cruzada. Cabe mencionar que el panel fue levantado en la población que ya había sido alcanzada.

Ante la utilidad y precisión de la encuesta, la Sedesol se propone realizar -en el futuro- una muestra más amplia que incluya tanto los mil 012 municipios actuales de la Cruzada, como un mayor número de hogares encuestados. Lo que permitirá contar con mayores elementos de evaluación y minimizar el margen de error en la población encuestada.

Los resultados de la Encuesta Panel demuestran que la política social de nueva generación del Gobierno de la República está focalizada y atiende adecuadamente a los más pobres entre los pobres, como instruyó desde el primer día de su mandato el presidente Enrique Peña Nieto.

La Sedesol reitera su compromiso de ampliar la cobertura de la Cruzada hasta que las y los mexicanos que están en condición de extrema pobreza alimentaria tengan garantizadas dos comidas al día.