MÉXICO, DF, a 4 de octubre de 2014.- El enfoque de derechos de la política social de nueva generación del Gobierno de la República, impulsa el desarrollo de capacidades y el fortalecimiento del ingreso de las familias mexicanas, para rescatar su dignidad y permitir su pleno acceso a los derechos sociales y humanos.

Impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto y a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social, la política social de nueva generación se basa en el trabajo coordinado con los gobiernos municipales, estatales y con las demás dependencias federales, lo cual ha permitido resultados tangibles de los programas sociales de la Sedesol, en beneficio de quienes más requieren el apoyo y acompañamiento del Gobierno de la República.

De acuerdo con la información publicada en el número 85 del Boletín quincenal de Indicadores de Desarrollo Social de la Subsecretaría de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Sedesol (http://www.sedesol.gob.mx/es/SEDESOL/Boletin_quincenal_de_Indicadores_de_Desarrollo_Social), las acciones de la dependencia impactan directamente en el bienestar de la población y promueven la reducción de las brechas de desigualdad y marginación social.

Además, considera que las reformas estructurales y los cambios en las reglas de operación de los programas sociales permiten llegar a más personas, con lo cual aumenta su impacto.

ATIENDE LA CRUZADA NACIONAL CONTRA
EL HAMBRE A 1,012 MUNICIPIOS

La información, al segundo trimestre de 2014, muestra que a 20 meses de puesta en marcha, la Cruzada Nacional contra el Hambre atiende ya a mil doce municipios, para que sus habitantes tengan pleno acceso a los derechos de alimentación, salud, educación, seguridad social, vivienda digna, servicios básicos de la vivienda e ingresos.

PROSPERA PROMOVERÁ LA INCLUSIÓN
SOCIAL, PRODUCTIVA Y FINANCIERA

Además, como parte de una profunda reforma, el Programa de Desarrollo Humano Oportunidades evoluciona y se transforma en el Programa de Inclusión Social Prospera, el cual tiene a la inclusión productiva, financiera y laboral como elementos fundamentales para romper el ciclo intergeneracional de pobreza, en beneficio de más de 5.9 millones de familias.

Asimismo, el Programa de Comedores Comunitarios, uno de los ejes de esta política social, se consolida como parte de la estrategia efectiva de combate al hambre en México, mediante la instalación de 733 comedores comunitarios, principalmente en los estados de Chiapas, Guerrero, Nayarit, Michoacán, México, Puebla y Veracruz.

37814 3jpg