En el presente año, la Cruzada Nacional Contra el Hambre ejercerá un presupuesto de 200 mil millones de pesos a través de la concurrencia de 70 programas sociales federales, para seguir impulsando acciones encaminadas a superar la pobreza extrema alimentaria en la República Mexicana, informó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

Al encabezar en esta ciudad el Primer Taller de Capacitación para la Utilización de Recursos del Ramo 33, en el cual estuvo acompañada por el gobernador Gabino Cué Monteagudo, la funcionaria federal indicó que de este total, la Sedesol aportaría 80 mil millones de pesos, que tienen como prioridad llevar bienestar y dignificar la vida de millones de mexicanos, entre ellos los oaxaqueños. 

En el evento, al que asistieron presidentes municipales, delegados federales y el gobernador Gabino Cué, la titular de la Sedesol dijo que el primer año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto fue de reformas, de cambios, y que 2014 deberá ser de prosperidad para la mayoría de los mexicanos, en la construcción de un México Incluyente

“Este año deberá ser de bienestar para los mexicanos; éste es el sentido de las reformas emprendidas por el presidente Peña Nieto, enfocadas a disminuir las brechas de desigualdad y las condiciones de pobreza de más de 52 millones de mexicanos y de pobreza extrema de 10 millones de mexicanos”, enfatizó.

Detalló que, como parte de la política social de nueva generación se modificó la Ley de Coordinación Fiscal, para evitar la discrecionalidad y transparentar el manejo de los recursos que se entregan a los municipios para la superación de la pobreza.

“Hemos publicado los criterios y las fórmulas a partir de las cuales cada entidad tendrá que distribuir el dinero en sus municipios; aquí no hay manejos discrecionales; se trata de una fórmula que se aplica y establece con toda claridad y transparencia los recursos que corresponden a cada municipio”, indicó secretaria Robles Berlanga.

La funcionaria federal sostuvo que cada peso invertido por el municipio, el estado y la Federación, deberá transformar realmente la calidad de vida y el entorno de los mexicanos en condiciones de pobreza, al tiempo de incidir en los indicadores del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Destacó los cambios a la Ley de Coordinación Fiscal, particularmente en lo relacionado del Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social (FAIS), que permiten recuperar la rectoría de la política social y evita duplicidades y dispersión de esfuerzos. 

Con estas nuevas reglas, afirmó, todos estamos obligados a focalizar los recursos para solucionar el rezago social; estamos obligados a aplicarlos en obras que realmente permitan mejorar las condiciones de vida de millones personas.

Mencionó que ahora, con las modificaciones a la ley se premiará a los municipios que reduzcan sus niveles de pobreza con la asignación de mayores recursos.

Señaló que como parte de la política social de nueva generación, “dejamos atrás la política de ventanilla y convertimos al territorio en el espacio articulador, para evitar duplicidades, coordinar los esfuerzos y garantizar que cada peso invertido modifique la calidad de vida y el entorno en que viven estas familias”.

Sostuvo que la inversión en los municipios de Oaxaca tendrá como garantes a los mil 118 comités comunitarios formados en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, cuyos integrantes han sido capacitados para vigilar la correcta realización de obras y acciones para superar la pobreza, porque “no hay mejor contraloría que la sociedad, que la gente interesada en mejorar sus condiciones de vida”.

Finalmente, Robles Berlanga anunció que en la próxima reunión de la Comisión Intersecretarial se propondrá incrementar de 113 a 170 los municipios de Oaxaca en la Cruzada Nacional Contra el Hambre. 

 Descarga esta información en formato PDF