Este será el año de las transformaciones, en el que tiene que demostrarse en los hechos la nueva política social de nueva generación del Gobierno de la República, afirmó Ramón Sosamontes Herreramoro, jefe de la Oficina de la Secretaria de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) al inaugurar el IV Taller Nacional de Delegados en la Ciudad de México.

Con la representación de Rosario Robles Berlanga, titular de la Sedesol, el funcionario federal explicó a los delegados federales de la Sedesol que la prioridad para este año es mover los indicadores en tres rubros: alimentación, calidad en la vivienda y servicios en la vivienda.

Agregó que la Cruzada Nacional Contra el Hambre ya muestra resultados concretos en todo el país, por lo que es necesario cuidar todos los detalles para la evaluación que hará el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que a partir de las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) medirá lo que hace la Sedesol.

Sosamontes Herreramoro mencionó que el presidente Enrique Peña Nieto ve en la Sedesol a sus “soldados” y destacó el esfuerzo realizado en diciembre por el personal de la dependencia para visitar a 13 millones de familias para promover los programas sociales y detectar posibles beneficiarios.

Al referirse al Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social Municipal (FAIS), afirmó que es un gran instrumento con el cual “puede lograrse que los recursos de los municipios se dirijan a los lugares donde más se necesitan”, por lo que pidió a los delegados trabajar coordinadamente con los gobernadores y con los presidentes municipales para definir las obras y acciones que se realizarán este año, de acuerdo con el catálogo que elabora la Sedesol.

Pedro de León Mojarro, jefe de la Unidad de Coordinación de Delegaciones, exhortó a los delegados a trabajar juntos y a aprovechar su gran experiencia para dar los resultados que los mexicanos esperan.

  Descarga esta información en formato PDF