La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) ha destinado hasta el momento alrededor de 200 millones de pesos en distintos programas para atender los daños ocasionados por el paso del huracán Patricia, que golpeó a los estados de Colima, Michoacán, Jalisco y Nayarit.

 El subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la dependencia, Ernesto Nemer Álvarez, explicó que se han entregado en tiempo y forma los recursos a las familias afectadas por el fenómeno que azotó a estas entidades el pasado 23 de octubre.

 Entrevistado al término de la inauguración de la Segunda Sesión Ordinara de la Comisión Nacional de Desarrollo, que se celebra en esta ciudad, dijo que la vida en estas entidades ha vuelto prácticamente a la normalidad y que se han recuperado las actividades económicas en estos estados, cuyos cultivos e infraestructura resultaron afectados.

 Los recursos, dijo, se están entregando a través de los comités comunitarios, que son los que supervisan que efectivamente se apliquen los recursos de manera transparente para las familias que fueron afectadas.

 En cuanto a los efectos del huracán Sandra, Nemer Álvarez explicó que está por concluir un diagnóstico de las zonas afectadas por el paso de este fenómeno, para definir en qué forma apoyará e intervendrá la Secretaría de Desarrollo Social en beneficio de las familias siniestradas.


Chihuahua, Chihuahua, 30 de noviembre de 2015