A fin de garantizar la seguridad alimentaria de las familias urbanas y rurales que menos tienen, Diconsa reforzará su red de abasto para incorporar y distribuir más alimentos fortificados o enriquecidos a precios accesibles, informó su director general, Juan Manuel Valle Pereña.

El funcionario federal encabezó la primera sesión extraordinaria del Comité de Orientación al Consumo, en la que se expuso que el amaranto, recientemente incorporado a la lista de los 19 productos de la Tarjeta SIN Hambre, es ampliamente aceptado por los beneficiarios que acuden a realizar su canje a los Centros de Atención a Beneficiarios (CABE).

Asimismo, para mejorar la atención a las familias incorporadas en el padrón de la Tarjeta SIN Hambre, se actualizó el Manual de Políticas y Procedimientos para la Entrega de los Apoyos y respecto a los tianguis comunitarios itinerantes que se instalan frente a las tiendas comunitarias para ofrecer verduras y hortalizas frescas, se enfatizó que seguirán trabajando coordinadamente para apoyar a pequeños productores y así llevar bienestar y productividad a las comunidades que más los necesitan.

Finalmente, destacó que los más de 4 mil 400 comedores comunitarios que opera la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) son equipados y abastecidos por Diconsa en tiempo y forma, lo que fortalece la estrategia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, cuyo objetivo es transformar el entorno y condiciones de vida de las familias más necesitadas.

dfdfsdfsdfJPG