“Con apoyo de ONI (Organismo de Nutrición Infantil), monitoreamos a niñas y niños en el municipio: los medimos y llevamos un seguimiento mensual para saber cuánto peso ganan, tras la ingesta cotidiana del complemento alimenticio “Nutrioni”, que contiene arroz, avena, soya y vitaminas.

“Hemos visto avances en el combate a la desnutrición y a la anemia”, explica Verónica Wences Martínez, presidenta de Grupo Toronjil.

Desde hace dos años, la Asociación apostó por el programa piloto de la Cruzada y comenzó a trabajar con 150 niños de las comunidades de San Juan Totozintla y San Marcos, en Mártir de Cuilapan.

De manera paralela, Grupo Toronjil puso en marcha 20 proyectos productivos en Mártir de Cuilapan, que impulsan el cuidado de ganado caprino y gallinas ponedoras, con lo cual promueve el consumo protéico entre los habitantes, al tiempo que comercializan los excedentes en la misma comunidad.

Como parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y en coordinación con personal de la Sedesol, Grupo Toronjil instaló 250 estufas ecológicas para reducir las enfermedades respiratorias en las mujeres de las comunidades de Maxmadi y Huehuetán, en el municipio de Azoyú, así como en Barra Tejenapa, en Marquelia.

Sin t tulo14png

Fotografía tomada de la página de Facebook de Grupo Toronjil A.C