comentó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, en la presentación del Sistema de Focalización de Desarrollo (SIFODE).

De este modo, a partir de este sistema es posible identificar con precisión cuáles son las carencias por hogar y en cada miembro de una familia. También, permite la actualización y seguimiento de los datos de las y los derechohabientes para identificar con mayor precisión a la población objetivo y evitar duplicidad en los padrones.

El SIFODE cuenta con un registro de 4.1 millones de hogares, que representan 13.6 millones de personas; comparte información con 23 programas, incluidos los que implementa la Sedesol y diferentes secretarías, como la de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, o la Comisión Nacional del Agua, entre otras dependencias.

En conjunto con los estados y municipios, la Sedesol ha realizado 9 millones de Cuestionarios Únicos de Información Socioeconómica (CUIS), lo que genera resultados que permiten una mejor planeación en los programas que desarrolla y propicia una mejor coordinación interinstitucional entre las dependencias que integran la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Mediante este levantamiento de información se tiene un universo de 6.1 millones de personas en pobreza extrema o pobreza extrema alimentaria que ahora es más claro saber qué programa o dependencia puede combatir estas carencias y mejorar las indicadores de pobreza multidimensional.

La titular de la Sedesol, también, invitó a representantes de distintas organizaciones de la sociedad civil que asistieron a la presentación a emplear en su momento el SIFODE para planear, dar seguimiento y monitoreo a sus programas, así como a alinear esfuerzos para combatir el hambre.