Lomas de Sotelo, D.F., a 16 de julio de 2012.- Las adquisiciones de la Secretaría de la Defensa Nacional no son para realizar actividades de espionaje político.

El material y equipo se adquiere con estricto apego a la normatividad.

En relación con la información difundida por algunos medios de comunicación referente a los contratos realizados por la Secretaría de la Defensa Nacional con la empresa Tracking Devices, sobre la adquisición de diverso equipo y material, esta Dependencia del Ejecutivo Federal informa a la opinión pública lo siguiente:

El ejercicio del presupuesto asignado a esta Secretaría de Estado se sujeta a la normatividad vigente y tiene por objeto satisfacer las necesidades del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos para el cumplimiento de las misiones que legalmente tienen encomendadas.

Las adquisiciones por adjudicación directa que refieren dichos medios, fueron realizadas en apego a la ley y forman parte de los proyectos que esta Secretaría materializa para la modernización del Instituto Armado, que le permitan estar a la vanguardia de los avances tecnológicos y contar con las herramientas adecuadas que requiere para cumplir de manera integral todas y cada una de sus misiones en beneficio del Pueblo de México.

El equipo y material adquirido es destinado a los diferentes organismos que integran esta Dependencia, para el desempeño de las funciones que por ley les corresponden, y no quedan a disposición de “altos mandos” para ejecutar tareas de espionaje político, como erróneamente lo han mencionado algunos medios. 

Por lo expuesto, la Secretaría de la Defensa Nacional ratifica que el procedimiento para la adquisición del equipo y material a que se hace referencia, se llevó a cabo con apego a la normatividad vigente, y se niega categóricamente que dichas adquisiciones se hayan hecho con la finalidad de realizar actividades ilícitas.