Zapopan, Jal., a 17 de enero de 2012.- Ejército Mexicano detiene a un individuo vinculado al aseguramiento de 15 millones 350 mil dólares en Tijuana, del pasado 18 de noviembre de 2011.

La Secretaría de la Defensa Nacional a través de la Comandancia de la 15/a. Zona Militar informa a la opinión pública que en el marco de la Estrategia Integral del Estado Mexicano en contra del Narcotráfico y la Delincuencia Organizada y como parte de las acciones para acotar las actividades ilícitas en el Estado de Jalisco, el día 15 del actual, personal militar jurisdiccionado a este mando territorial detuvo en Zapopan, Jal., a JOSÉ SÁNCHEZ VILLALOBOS, presunto operador financiero del “Cartel del Pacífico” en los estados de Baja California y Jalisco, quien además cuenta con una orden de arresto en los Estados Unidos por distribución de cocaína.

Dicha detención se dio como resultado del análisis de información y seguimiento realizado por personal militar, con motivo del aseguramiento de 15’350,000 (QUINCE MILLONES TRESCIENTOS CINCUENTA MIL) dólares americanos llevado a cabo por tropas del Ejército Mexicano el pasado 18 de noviembre de 2011 en Tijuana, B.C., además de que citado individuo cuenta con una orden de localización y presentación derivada de la averiguación previa UEIORPIFAM/308/2011 y de la investigación realizada por el agente del ministerio público sobre dicho aseguramiento, quien encontró datos suficientes para solicitar el citado mandamiento judicial.

Los trabajos en la investigación, permitieron conocer a detalle información relacionada con  SÁNCHEZ VILLALOBOS, quien cambio de personalidad haciéndose llamar OSCAR HERNÁNDEZ GONZÁLEZ, con el objeto de burlar la acción de las autoridades.

El detenido fue puesto a disposición de un Agente de Ministerio Público Federal, adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, en la Ciudad de México.

Hechos como este, reafirman la estrecha coordinación interinstitucional entre el Ejército Mexicano y las autoridades de los tres órdenes de gobierno, haciendo patente el avance en el cumplimiento de los objetivos diseñados para devolver la paz y la tranquilidad a todos los mexicanos, en un marco de respeto a la legalidad, y con estricta observancia a los Derechos Humanos de los detenidos.