El 13 de septiembre de 1976, el entonces presidente Luis Echeverría Álvarez, acompañado por el General Hermenegildo Cuenca Díaz, Secretario de la Defena Nacional  y funcionarios de la Administración Pública Federal, inauguró las nuevas instalaciones del Heroico Colegio Militar.

Este conjunto arquitectónico es obra de los mexicanos Agustín Hernández Navarro y Manuel González Rul, quienes presentaron el proyecto denominado "TELPOCHCALLI", el cual evoca a los centros ceremoniales prehispánicos, con instalaciones únicas en su tipo en América Latina.

En el Heroico Colegio Militar se imparte a los cadetes la Licenciatura en Administración Militar, egresando como oficiales con el grado de Subtenientes de las armas de Infantería, Caballería, Arma Blindada, Artillería y Zapadores, así como del servicio de Intendencia.

En este Plantel Militar el personal femenino tiene la oportunidad de ingresar a las armas de Artillería y Zapadores, así como al servicio de Intendencia, de conformidad con las políticas de Equidad e Igualdad de Género implementadas en la Secretaría de la Defensa Nacional, teniendo el personal de arma la posibilidad de alcanzar el grado de General de División.

De esta manera, el Heroico Colegio Militar se consolida como una institución de vanguardia, con una estructura educativa militar e integral, la cual permite lograr la formación, capacitación y especialización de los cadetes, en un ambiente de calidad y competitividad, para formar a los futuros mandos del Ejército.