El segmento romance se define como aquellas parejas que efectúan un viaje para celebrar un motivo especial: Despedidas de solteros, Family Moons, Lunas de miel, Renovación de votos y Bodas.

El Turismo de Romance impulsa el potencial y competitividad de nuestros destinos.

México ofrece un marco perfecto y conveniente para todas las etapas de su vida romántica. Viajes románticos con emocionantes actividades y una excelente gastronomía durante todo el año. México también le ofrece mil ideas y escenarios para crear un evento original para comprometerse, y, una vez que han decidido casarse, para llevar a cabo todos los arreglos para sus destinos de boda y de luna de miel, llenos de recuerdos que durarán toda la vida.

Destinos recomendados:

Cozumel

Su encanto caribeño atrae a miles de visitantes cada año. Lo mismo pasajeros de cruceros que atracan por unas horas en la isla, o fanáticos del buceo en busca del paraíso mexicano bajo el agua y cuyas estancias se prolongan por semanas. No faltan entusiastas que admiran la naturaleza o quienes sólo buscan unos días de relax total.

Los Mayas de tiempos ancestrales establecieron en Cozumel centros ceremoniales y puertos comerciales. Siglos después la isla no ha perdido esa importancia naviera. Las mayores líneas de cruceros tienen aquí un puerto de llegada. Sus pasajeros tienen la oportunidad de descubrir en un día las tradiciones de la isla, las maravillas naturales y el único núcleo urbano del lugar: el pueblo de San Miguel.

Cancún

Localizado en la esquina nordeste de la península de Yucatán, en el estado de Quintana Roo, Cancún forma parte del territorio de la antigua civilización maya y aún es considerado la entrada al Mundo Maya.

Cancún se distingue por contar con infraestructura, modernos centros de entretenimiento y filosofía de servicio que rivalizan con destinos vacacionales en todo el mundo. A diferencia de muchas otras partes del Caribe y de México, Cancún fue desarrollado específicamente con fines turísticos, y continúa satisfaciendo las necesidades de sus más de 3.3 millones de visitantes anuales.

Mazatlán
Mazatlán es un eterno favorito de quienes huyen del frío y buscan un entorno cálido y acogedor. Dotado de una costa salpicada de paradisíacas islas, un hermoso paseo marítimo, kilómetros de playas doradas y lagunas azules, este sitio realmente hace honor a su apodo, “La Perla del Pacífico”.

Guadalajara

La segunda ciudad más grande de México y en muchos aspectos, puede considerarse el destino por excelencia del país. Es el lugar de nacimiento del mariachi y el tequila; también uno de los centros industriales y comerciales más importantes de México, algunas veces llamada el Valle del Silicio de México.

A diferencia de muchas ciudades coloniales que mantienen su plano urbano original, en la década de 1950, Guadalajara se sometió a un importante proyecto que cambió el rostro de la ciudad. Se demolieron los edificios antiguos para expandir avenidas con nuevas edificaciones, construir estacionamientos subterráneos y centros comerciales. Afortunadamente, los edificios antiguos más bellos se dejaron intactos.

Ixtapa Zihuatanejo

Para los mexicanos, nunca es una disyuntiva visitar Ixtapa o Zihuatanejo. Ambos son partes complementarias del recorrido por las costas del sureño estado de Guerrero. Se trata de pueblos gemelos, sólo separados 6.5 kilómetros, aunque con personalidades muy distintas.

Ixtapa fue durante muchos años una plantación de cocos, ahora es sede de hoteles de gran calidad, resorts “todo incluido”, restaurantes de lujo y tiendas de primer nivel para los fanáticos de las compras. Del otro lado, Zihuatanejo pasó de ser un modesto pueblo de pescadores al actual destino provinciano preferido por mochileros y viajeros bohemios que disfrutan de calles pequeñas y sinuosas, llenas de galerías y tiendas de artesanías.

Los Cabos

A Los Cabos  lo distinguen dos personalidades. Por un lado, San José del Cabo que mantiene la apariencia y el aire de un auténtico pueblo mexicano. Calles empedradas, restaurantes íntimos y boutiques son parte de su encanto.

Por otro lado, Cabo San Lucas, ubicado al otro lado del corredor, es el lugar perfecto para la fiesta, con animados bares y glamorosos centros comerciales cercanos a la marina.

Manzanillo

No sólo es conocido como un lugar de descanso, sino también porque fue el primer astillero de América Latina (data de 1531) y en la actualidad es el puerto comercial más importante de México.

Localizado en la costa del Pacífico mexicano, en un punto desde donde se mira las bahías gemelas de Manzanillo y Santiago, este destino se encuentra en una región con varios ecosistemas y gracias a ello es un destino ideal para practicar actividades de playa, ecoturismo y deportes de aventura.

Morelia

Música, cinematografía, exquisitos platillos y edificios de cantera rosa son algunos de los atractivos que ofrece Morelia, la capital del estado de Michoacán. Por sus bellezas naturales y culturales, esta ciudad fue reconocida como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

A partir de 2003 se lleva a cabo el Festival Internacional de Cine de Morelia, el cual ha colocado esta ciudad bajo los reflectores del mundo entero. Cada año en el mes de octubre, directores de la talla de Alejandro González Iñárritu, Quentin Tarantino, Pedro Almovódar y Guillermo del Toro imparten conferencias y exhiben sus más recientes creaciones para complacer a audiencias conocedoras del séptimo arte.

Puebla

Una de las ciudades más antiguas del México. Su traza, también atribuida a los ángeles, data de 1532. Su buen clima y ubicación estratégica la convirtieron muy pronto en la segunda ciudad más importante del México colonial. En su ruta hacia la ciudad de México, las embarcaciones de mercancías procedentes de Filipinas pasaban primero por Puebla, la cual poco a poco asimiló algunas expresiones artísticas de Oriente. Así lo reflejan los preciosos jarrones y las vajillas de talavera, así como los azulejos que adornan fachadas de iglesias y casonas, fuentes, patios y cocinas.

Si una palabra define Puebla, ésta es “barroca”. Complejos sabores que seducen el paladar, formas elaboradas que atrapan la mirada, una irresistible mezcla de leyendas e historias, vericuetos de calles, fuentes, jardines, mercados de artesanías y callejones artísticos y un horizonte cuajado de cúpulas de iglesias. Por eso no es disparatado pensar que Puebla es donde viven los ángeles.

Puerto Vallarta

Varios destinos en uno solo, cada uno con su propio carácter y encanto. El Río Cuale divide la ciudad en norte y sur. En el extremo sur se encuentra la pintoresca Zona Romántica, donde la Playa los Muertos atrae a los amantes del sol a la dorada arena y sus numerosos bares de la playa.

Más al sur, se encuentran  los pueblos costeros de Boca de Tomatlán y Mismaloya. Al norte del rio, la Ciudad Antigua serpentea cuesta arriba hasta llegar a Gringo Gulch, a lo largo de la bahía, donde encontraremos la Plaza de Armas (plaza principal) y el anfiteatro Los Arcos, donde diariamente se presentan espectáculos gratuitos que atraen multitudes.

Riviera Maya

Disfrutar del sol, las olas, los arrecifes y cenotes a lo largo de la legendaria península de Yucatán. La Riviera Maya se extiende a lo largo de la costa del Caribe, en la parte oriental de la península de Yucatán. Comprende la zona que va de Puerto Morelos a la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an.

En lo que alguna vez fueron pueblos de pescadores, hoy se erige un corredor turístico que ofrece lujosos hoteles y resorts. Aquí también encontrarás restaurantes de primera categoría, espacios para vivir al máximo la vida nocturna, exclusivos spas, centros comerciales y campos de golf.

Querétaro

Querétaro es un excelente sitio para comenzar un tour colonial por México. Querétaro se ubica a sólo dos horas y media (220 kilómetros) de la ciudad de México, y es por ello que se ha convertido en una especie de satélite para la gran capital mexicana.

Diversas plantas de manufactura se han establecido en las afueras de Querétaro, lo cual atrae a cientos de hombres de negocios que viajan a diario desde la capital. La economía queretana se basa en la agricultura, la cría de ganado y la industria.

También se trabajan piedras como la amatista, el ópalo y topacio. Sus minas son ricas en mercurio, zinc y plomo.

San Miguel de Allende

San Miguel de Allende es una ciudad que logra ser pintoresca y cosmopolita al mismo tiempo. Alguna vez fue una importante parada en la ruta de la plata entre Zacatecas y la Ciudad de México. Su centro histórico está lleno de edificios bien conservados que datan de los siglos XVII y XVIII.

Con sus estrechas calles empedradas, patios arbolados, finos detalles arquitectónicos y suntuosos interiores, San Miguel de Allende es, sin duda, la ciudad más bonita de México.

En 2008, la UNESCO nombró a San Miguel de Allende, y el aledaño Santuario de Jesús de Atotonilco, Patrimonio Mundial de la Humanidad, citando a la arquitectura religiosa y la arquitectura civil del poblado como una muestra de la evolución de las diferentes tendencias y estilos, desde el Barroco hasta el Neogótico de finales del siglo XIX.