Niños, niñas, mujeres embarazadas, mujeres en periodo de lactancia y adultos mayores conforman la mayor parte del padrón de beneficiarios consumen leche fortificada a precio preferencial.

Liconsa llega a 400 municipios de alta marginación en zonas rurales beneficiando a comunidades indígenas como la Purépecha, en Michoacán; la Rarámuri, en Chihuahua; la Mixteca, de Puebla y Oaxaca, y la Zapoteca, del Valle y del Istmo en Oaxaca; además de llegar a las comunidades de difícil acceso. El costo de 1 litro de leche fortificada Liconsa cuesta 5.50 pesos en toda la República Mexicana, en los 151 municipios más pobres del país, el litro cuesta sólo 1 peso, contribuyendo a que más mexicanos tengan acceso a una buena alimentación.

Así, Liconsa tiene presencia en comunidades donde nunca antes había llegado el Programa de Abasto Social, especialmente en comunidades marginadas e indígenas del país.

Conoce los 151 municipios en los que puedes encontrar el litro de leche fortificada Liconsa a tan solo 1 peso, aquí.