La Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) entregó a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), documentos que dan certeza jurídica en la conclusión de procesos expropiatorios de terrenos ubicados en Campeche, Hidalgo y Sinaloa, para actividades propias del Ejército mexicano.

Con esta entrega ya suman cuatro las carpetas de un total de 10 predios que serán regularizados para que la SEDENA pueda utilizarlos para tareas de capacitación y desarrollo de sus elementos.

Será en el primer semestre del próximo año cuando se concluya con el proceso de expropiatorio de los seis predios que aún están pendientes.

Con estas acciones, el Gobierno de la República, a través de la SEDATU, cumple con el mandato de dar certidumbre y certeza jurídica a una de las instituciones claves para el desarrollo y la seguridad interna de nuestro país.