Entre los accidentes, aquellos que se presentan en el hogar son los que le siguen en frecuencia a los ocasionados por vehículos automotores, lo cual representa una contradicción al concepto que tenemos de hogar, como aquel espacio seguro donde convivimos y nos desarrollamos. Los niños son curiosos por naturaleza y tan pronto pueden moverse por sí mismos comienzan a desarrollar las habilidades necesarias para sobrevivir en el mundo, sin embargo, al mismo tiempo, entran en contacto con objetos que pueden ocasionarles lesiones severas. La presente infografía nos puede ayudar a identificar riesgos en nuestro hogar, enseñarles a los más pequeños a reconocerlos y prevenir así accidentes. Descarga esta infografía y compártela.