La asfixia es una afección producida por falta de oxígeno debido a la obstrucción de las vías respiratorias, lo que impide que el aire llegue a los pulmones, dicha obstrucción puede ser externa o interna (1). Externa cuando se impide la entrada del aire a los pulmones desde fuera del cuerpo como cuando se tapan la nariz y la boca o existe una compresión en el cuello o el tórax que limita la respiración; e interna cuando algún objeto sólido o líquido bloquea internamente el flujo de aire a los pulmones (2). Las asfixias constituyen una de las principales causas de lesiones accidentales en México, afectando principalmente a población infantil y adulta mayor. Por ello, la Secretaría de Salud, a través del Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA) impulsó el Programa de Acción Específico: Prevención de Accidentes en Grupos Vulnerables 2013-2018 en el que se buscan prevenir las asfixias en población infantil, adolescente y adulta mayor. Para ello, durante 2015 se lanzó el Modelo Integral para la Prevención de Accidentes en Grupos Vulnerables (MIPrA) que cuenta con estrategias específicas para prevenir y controlar las asfixias en México (Modelo para la Prevención de las Asfixias en Grupos vulnerables en México).

En el siguiente link podrás descargar una infografía temática sobre las asfixias. Además podrás descargar un folleto informativo sobre las asfixias. Para conocer el perfil epidemiológico a nivel nacional o por entidad federativa, puedes consultar el siguiente link.

  1. Centro Nacional para la Prevención de Accidentes. Prevención de Accidentes en el hogar. Guía para la Población.
  2. Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes. Prevención de Accidentes en el Hogar: Guía para Personal de Salud (Documento interno).