A pesar de los múltiples esfuerzos realizados en los últimos años para contender la epidemia del VIH en México, los datos epidemiológicos indican que las tasas de infección por el VIH en adultos han ascendido en el país debido a la insuficiente actividad que en materia de prevención realizan tanto la federación como las entidades federativas.