La problemática que se vive en torno a los sistemas penitenciarios con respecto a la salud de quienes viven y conviven con ellos, ha sido y seguirá siendo un tema fundamental que será imposible soslayar, sobre todo cuando se aborda la situación del VIH.