Dentro del pacto que mi administración realizó con la sociedad se encuentra integrar un proyecto común en donde todos tengamos un espacio de participación activa, por lo que desde el gobierno, todos hagamos lo que nos corresponde en las distintas tareas que nos lleven a un desarrollo integral.
Nos propusimos tener el gobierno que Sinaloa requiere para poner en marcha una etapa sin precedente de prosperidad con calidad de vida. Bajo estas consideraciones, promover las reformas necesarias para hacer posible un gobierno diferente. Un gobierno más cercano a la sociedad, a la persona, que garantice libertad, democracia, seguridad y justicia.
La situación actual de Sinaloa muestra que se ha incrementado la edad promedio de la población, y ello demanda servicios de salud más complejos. Como en el resto del mundo y nuestro país no es la excepción, el perfil epidemiológico se está modificando al pasar de enfermedades transmisibles, hacia un crecimiento
exponencial de las enfermedades crónicas no trasmisibles.
Por lo que deberemos fomentar y promover acciones para asegurar una sociedad saludable, lograr que la población adopte mejores estilos de vida, implantar la atención preventiva integral con la finalidad de mejorar los resultados obtenidos en la prevención de enfermedades y de los diferentes factores de riesgo de la
población, mediante una estructura ágil y coordinada entre los sectores inmersos, logrando la identificación más temprana de los perfiles de riesgo, como son las enfermedades crónicas no trasmisibles, el sobrepeso, obesidad y diabetes, dentro de ello acciones más estrictas en la vigilancia epidemiológica, todo ello con la
finalidad de disminuir los indicadores de morbi-mortalidad; así mismo, contribuir en el mejoramiento de la salud de la población con la promoción de la actividad física.
Para frenar la epidemia de obesidad infantil es necesario un compromiso político sostenido lo cual queda manifestado ampliamente en el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, en donde la participación de las instituciones públicas como privadas, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen un papel fundamental en la creación de entornos más saludables y propicios, para la
formación de mejores ciudadanos.
Lic. Mario López Valdez.
Gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa