El Estado de Querétaro al igual que el País vive una transición epidemiológica manifestada por la coexistencia de enfermedades transmisibles como causa de morbilidad y enfermedades crónica no transmisibles como causa de muerte, sin duda que el abordaje que se ha dado a lo largo de la historia de la Secretaría de
Salud Federal y en consecuencia en los Servicios estatales han permitido tener grandes éxitos sobre las enfermedades infecciosas, por ejemplo las prevenibles por vacunación, la enfermedades diarreicas y respiratorias; sin embargo el acelerado desarrollo social, económico y político, el control de la natalidad aunado a los avances científicos y médicos, han permitido incrementar la esperanza de vida, manifestada en la transición demográfica, donde las poblaciones menores que ocupan la base se han ido acortando y por el contrario la cúspide de la pirámide se ha ido ensanchando.
Estos dos elementos la transición epidemiológica y demográfica, sumandos a los cambios de estilo de vida, donde hay un mayor sedentarismo, y un consumo inadecuado de calorías, han sido decisivos en el incremento de peso de la población de forma tal que México ocupa los primeros lugares de obesidad en el
mundo tanto en la población infantil como adulta, realidad a la que Querétaro no escapa. Siendo el sobrepeso y la obesidad uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades crónicas no transmisibles.
En este contexto y entendido que las enfermedades crónicas no transmisibles son multifactoriales, se hace necesaria la conjunción de esfuerzos por todo los niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), así como de las asociaciones u organizaciones de la sociedad en general, para abordar un problema tan complejo,
donde se fomente la respuesta de la población hacia el un estilo de vida saludable identificando el compromiso con su propia salud y la de su núcleo familiar, laboral y social, por supuesto con el compromiso gubernamental, que permita brindar las herramientas para que esa respuesta social se vea consolidada.
Dr. Mario Cesar García Feregrino
Secretario de Salud del Estado de Querétaro.