La salud es un factor decisivo para el bienestar de las personas, las familias y por lo tanto de un país, así mismo constituye un requisito para el adecuado y completo desarrollo humano con equidad.
La evidencia ha demostrado que la salud influye directamente en el crecimiento económico de un país, mismo que se ve mermado en aquellos países con mayores dificultades para lograr un crecimiento sostenido. Situación que implica elevar las condiciones de vida de la población para garantizar el ejercicio efectivo de sus derechos sociales, entre los que se incluye el de salud.
Actualmente en Morelos como en el resto del país, la transición epidemiológica de la morbilidad y mortalidad poblacional muestra una elevada prevalencia de enfermedades no transmisibles misma que no es exclusiva de alguna región o condición social.
Entre dichas patologías se encuentra la diabetes mellitus y enfermedades del corazón (primera y segunda causa respectivamente de mortalidad en México); enfermedades cuyo principal
factor de riesgo está asociado a sobre peso y obesidad así como a las causantes de éstos (alimentación inadecuada y sedentarismo, además de los genéticos ).