Las enfermedades no transmisibles (ENT) son de larga duración, por lo general de progresión lenta y cuyo control implica un reto importante para el sector salud. Los costos económicos y políticos para lograr dicho control son considerables, de aquí que se les refiera como un problema de magnitud dentro de la salud pública y que demanda la intervención de diferentes sectores tanto gubernamentales, no gubernamentales, la academia, los centros de investigación entre otros así como la sociedad en general.
El sobrepeso, la obesidad, diabetes e hipertensión arterial son consideradas, perjudiciales para la salud, tanto por sí mismas, como por ser factores predisponentes para otros padecimientos, acortando la esperanza de vida sin contar además con que perse, las personas con sobrepeso y obesidad pueden sufrir el rechazo social y la discriminación laboral, situación que resulta contraria a la lógica civilizatoria.
Conocemos la epidemiología, las tendencias nacionales y lo que significa la transición hacia poblaciones más
vulnerables como la infancia. Las determinantes que surgen del análisis de los contextos permiten contar con información para generar e implementar una estrategia integral y multisectorial, sostenida en el tiempo y que no se da ante presiones de intereses fuera del ámbito de la salud que en términos de la salud pública se traducirán en muerte y que tenga posibilidades reales de incidir en este problema contribuyendo a mejorar las condiciones sociales y económicas de la población Jalisciense.
Es el momento de poner en la balanza todo lo analizado, y usar los criterios como unidad de medida, generar políticas de prevención regulatorias y no regulatorias que tendrán como principal objetivo contar con Jaliscienses saludables.
Erradicar el sobrepeso y la obesidad se convierte en un asunto urgente y prioritario a tratar en la agenda y es en este contexto, que la Secretaria de salud Jalisco ha elaborado la Estrategia Estatal para la Prevención y el Control del sobrepeso, la obesidad y la Diabetes, que tiene como finalidad mejorar los hábitos alimentarios e impulsar la practica regular de la actividad física de todos los Jaliscienses, poniendo especial atención en la prevención durante la etapa infantil.
La presente estrategia hace de la prevención una alta prioridad para todos los involucrados, en la
que se plantea el reforzamiento del tamizaje y la detección temprana para un cuidado a largo plazo
que comprometa a la sociedad de modo que se convierta ésta en un poderoso aliado para el Sector
Público.
Con base a lo anterior la Secretaría de Salud Jalisco propone acciones regulatorias y no regulatorias
que incluyen la detección de riesgos oportuna, la vigilancia Epidemiológica de Factores de Riesgo
desde la infancia y adolescencia para enfermedades no transmisibles, aunado a la promoción, Prevención y manejo de las ENT.
Esta estrategia es sólo el primer Paso.
Dr. Jaime Agustín González Álvarez
Secretario De Salud Jalisco