La Estrategia y el Plan de Acción para la Eliminación de la Transmisión Materno-infantil del VIH y la Sífilis Congénita fueron aprobados en el 2010 mediante la resolución CD50.R12 del 50.o Consejo Directivo por los Estados Miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En dicha estrategia se establecen las siguientes metas para el 2015: 

  • Reducir la transmisión maternoinfantil (TMI) del VIH a 2% o menos;
  • Reducir la incidencia de casos pediátricos de infección por el VIH a 0,3 por 1000 nacidos vivos o menos y;
  • Reducir la incidencia de la sífilis congénita a 0,5 casos (incluyendo mortinatos) por 1000 nacidos vivos o menos para el 2015.