A través del consumo de sal fluorurada la población obtiene la cantidad óptima para la prevención de caries dental.
No se debe aumentar el consumo de sal, ya que no proporciona mayor beneficio a los dientes y puede ocasionar otras enfermedades.
El consumo excesivo de fluoruro puede ocasionar fluorosis dental