• Por el agua sucia de las inundaciones, los alimentos pueden contaminarse. Asegúrate de que el agua que bebas y uses para preparar tu comida esté limpia
  • Mantén los alimentos en lugares secos, lejos de las paredes y el piso para evitar que se contaminen
  • Coloca en la basura las latas y frascos de alimentos que estén golpeados o rotos
  • Si los alimentos se mojaron por la inundación (agua sucia) tíralos a la basura
  • Aliméntate de productos enlatados o que estén en frascos de vidrio bien cerrados y límpialos antes de abrirlos
  • Revisa que no tengan hongos las verduras, frutas y cereales almacenados. Esto puede causarte enfermedades
  • Utiliza agua limpia para lavar tus manos y los trastes que utilices para comer